La prensa cavernaria, arrastrando a parte de la que se llama progresista, han contado todo con tal lujo de detalles que al final lo que parece es que es todo mentira. La verdad en sí es complicada de obtener. Eso lo debe tener cualquiera medio claro. Hay hechos objetivos o lo que suelen difundir desde los medios de comunicación, manipulaciones. Realmente que José Luis Ábalos y Delcy Rodríguez hubiesen tenido sexo durante el encuentro que mantuvieron, después de todo lo que se ha dicho y contado, parecería hasta normal. Pero no tuvieron sexo, ni las doscientas versiones que se han dado son ciertas tampoco.

Han podido leer y escuchar que la vicepresidenta venezolana habría contado a Ábalos secretos sobre la financiación de Podemos y que por ello la formación morada está muy moderada. También han dicho justo lo contrario que han pedido que no se investigue. Han podido leer que Rodríguez transportaba oro venezolano (como el oro de Moscú) para entregarlo en Turquía, no se sabe a quién o para qué. Han podido leer que Ábalos y Rodríguez estuvieron 20 minutos, 40 minutos y hasta más de una hora charlando en Barajas (de ahí que pudiese encajar hasta el encuentro sexual). Que se vieron en la sala VIP, en la cafetería, en los pasillos y les ha faltado decir que Ábalos subió al avión que le trajo a España a ella y al ministro de Turismo. También se ha dicho que Rodríguez no es que contara cosas de Podemos a Ábalos sino que les ha dado mucha documentación sobre la financiación del partido morado y sobre otras actividades de destacados dirigentes podemitas. Muy conspiranoico todo pero ahí están los artículos, especialmente los de OkDiario que cada día se inventa una nueva historia.

Como no podía quedar fuera, también se han inventado que Pedro Sánchez estuvo hablando con la vicepresidenta desde el teléfono de Ábalos y fue a Barajas para eso. Para utilizar el teléfono del ministro por si el de Moncloa estaba pinchado. Si el teléfono de Sánchez está pinchado ¿el de Ábalos es mágico y evita los pinchazos a pesar de ser un subordinado de aquel? Si se inventan una historia, al menos, que se esfuercen para que parezca creíble y no tomen a las personas por idiotas. O, en otra versión, Ábalos prestó el teléfono a Rodríguez para que le dijese a Sánchez que no recibiese a Juan Guaidó (el presidente encargado que nunca hace el encargo de convocar elecciones y lleva así más de un año). ¿Piensan que hay que hacerse casi 8.000 kilómetros en avión para decirle al presidente del Gobierno que no reciba al pelele de Washington? Igual se piensan que las líneas telefónicas con Venezuela están cortadas o no existen. Incluso los cables diplomáticos y cosas parecidas. Lo dicho, si inventan una historia que, al menos, tenga visos de veracidad.

Por si no fuera poco, y eso que la prensa de derechas trabaja en favor de la potencia imperial de EEUU, se les ocurre publicar que el Gobierno estadounidense no sabe cómo llegó Rodríguez a España. En avión habría que contestarles y haciendo escala que es algo que se permite para quien tiene pasaporte diplomático y está reconocida como vicepresidenta del Gobierno por la ONU (esto suelen callarlo, por cierto). Todas esas salidas y entradas que se han inventado (“Es que la han visto paseando por Barajas”) están permitidas a personal diplomático y gubernamental. De hecho si ustedes han hecho escala internacional saben que pueden pasearse por la zona Internacional de los aeropuertos sin problemas (sí donde están las Duty-Free shops), incluso salir a la calle si no es necesario tener visado. Más cuando se tiene la condición de vicepresidenta de un país. El veto a pisar suelo europeo no impide bajar del avión, pasear y hasta tomar un café (o tener sexo con Ábalos) en las zonas habilitadas. Pero esto le da igual a la prensa de derechas porque tienen que manipular e inventarse historias.

Entre esas historias ahora les preocupa lo que habría en las veinticinco (o cuarenta según otras versiones) valijas que se sacaron del avión donde vinieron la vicepresidenta y el ministro de Turismo venezolanos. ¿Habrá traído armamento nuclear? Ya lo traen los EEUU a sus bases sin que nos lo digan. ¿Habrán traído más oro? ¿Qué habrá en la valija diplomática? Realmente ¿a esta gente qué le importa lo que haya? Todo es generar dudas y sospechas alrededor de la vicepresidenta venezolana porque Venezuela es el mantra que usa la derecha cuando carece de argumentos para hacer oposición y la prensa cuando quieren inventarse cosas. Ya se probó que no hubo financiación a Podemos (el Tribunal de Cuentas controlado por el PP lo dejó claro) y si les dieron dinero como entes no políticos, habiéndolo declarado a Hacienda ¡como si los entierran en dinero! A nadie en España le importa el tema venezolano salvo a la derecha ¿será porque reciben financiación de los bolichicos que sacaron del país, según calculan, cerca de un billón de dólares o hay una alianza para desestabilizar al Gobierno? O ¿será porque son así de incapaces? Porque si es debido a que Ábalos pudo mentir, deberían comenzar por pedir la dimisión de un mitomaníaco como Pablo Casado.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno + doce =