La banca española tiene miedo de la Justicia Europea en el caso del IRPH. El varapalo que las entidades financieras se llevaron con el informe de la Comisión Europea en el que se indicaba que se había aplicado una cláusula abusiva conectó todas las alarmas. Ya son demasiados golpes los que la Justicia europea ha dado a la banca española como para recibir otro que puede suponer que algunas entidades tengan crisis de liquidez o de capital para hacer frente a las indemnizaciones.

Ante esta situación, Goldman Sachs hizo pública la estimación del coste que tendría para los bancos españoles una resolución negativa por parte del TJUE: 44.000 millones de euros, diez veces más que las cláusulas suelo. Hay que recordar que el rescate a la banca de Europa fue de 45.000 millones, cantidad que el pueblo español no va a recuperar jamás, tal y como han indicado los supervisores. Ese informe del banco de inversión era un modo de poner sobre la mesa las consecuencias que para el sistema financiero europeo tendría una sentencia favorable a las víctimas del IRPH. Una amenaza velada.

Por esta razón, por no tenerlas todas consigo, por no contar con la impunidad de la banca con la Justicia española, las entidades han iniciado una estrategia que pasa por ofrecer a las víctimas una solución que sólo han puesto sobre la mesa cuando Europa ha entrado en juego y puede anular el índice y, por lo tanto, los bancos tendrían que devolver todo el dinero cobrado de más.

Sin embargo, distintos abogados y afectados con los que se ha puesto en contacto Diario16 aconsejan no firmar ninguna de estas ofertas, ya que se trataría de un acuerdo que, por norma general, no restituye las cantidades pagadas de más por los hipotecados, sino que simplemente elimina el IRPH del préstamo con garantía hipotecaria sustituyéndolo por un tipo fijo. Además, hay que tener en cuenta que en esas ofertas presentadas por algunas entidades bancarias hay una cláusula que imposibilitaría al afectado a realizar una reclamación judicial posterior de lo pagado de más puesto que, en base a lo ocurrido con otras sentencias desfavorables en relación con cláusulas abusivas, es previsible que los bancos, posteriormente, defiendan la convalidación o subsanación de la cláusula IRPH con fundamento en el acuerdo firmado.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 × 4 =