La parlamentaria de Adelante Andalucía por la provincia de Sevilla, Maribel Mora, ha exigido hoy al vicepresidente de la Junta de Andalucía, Juan Marín, que comparezca públicamente y de manera urgente para explicar las circunstancias que rodean la muerte de Ilyas T., joven marroquí de 18 años que perdió la vida en el centro de menores de Tierras de Oria (Almería) durante una maniobra de contención por parte de miembros del equipo de seguridad del citado centro. Como ha señalado la dirigente andaluza, este centro acumula un amplio historial de quejas y denuncias por violencia y abuso en la aplicación de las contenciones mecánicas “inadmisible en una comunidad autónoma comprometida con los Derechos Humanos”, por lo que ha urgido a Marín a “depurar responsabilidades por esta muerte” y a aclarar si la “brutalidad” va a seguir siendo la pauta dominante en el trato a jóvenes infractores cuando debe primar por encima de todo las medidas educativas, “incompatibles con lo que ha sucedido en este centro”.

Así, Mora ha exigido explicaciones al Gobierno andaluz sobre el protocolo de aplicación de contenciones mecánicas y las circunstancias de su aplicación en este caso, así como en el resto de ocasiones que se hayan producido en este centro almeriense en los dos últimos años, a fin de valorar, ante las múltiples quejas, si en este centro se opera bajo los principios de respeto, dignidad personal y proporcionalidad.

Esta petición se produce una vez conocido el informe preliminar de la autopsia del joven fallecido que habla de “signos asfixíacos generales” y describe las circunstancias de la muerte, con “seis guardias jurados para contener” al joven. Este estudio “no descarta la compresión abdominal o la sofocación con almohada/colchón en esta muerte”, versión que contradice los argumentos del vicepresidente de la Junta expuestos el pasado día 3 de julio, cuando afirmaba que la muerte fue resultado de una parada cardiorrespiratoria durante la asistencia del personal por auxiliar al joven tras sufrir un infarto y convulsiones. El informe pericial publicado por el diario El País, sin embargo, señala un “corazón aparentemente normal con dilatación de ambos ventrículos, tricúspide [una válvula cardiaca] muy fina y sonrosada”, datos incompatibles con el infarto al que aludía Juan Marín.

Para Maribel Mora, la opacidad de los portavoces de la administración andaluza y sus argumentos desmentidos por los informes periciales dejan claro que “el asunto no está siendo tratado con la seriedad que merece la muerte de un joven de 18 años mientras permanecía bajo responsabilidad de la Junta de Andalucía”, al tiempo que ha señalado sólo la grabación en vídeo del suceso “permitirá esclarecer hasta qué punto la muerte de Ilyas T. pudo haberse evitado”. Según el informe pericial elaborado tras el visionado de las imágenes, los trabajadores del centro de Oria ataron al joven de pies y manos sobre su cama, boca abajo, y se sentaron sobre él, hasta que perdió el conocimiento. Hasta 15 minutos transcurrieron cuando se percataron de que permanecía inmóvil, tras avisar al médico, se procedió a una maniobra de reanimación cardiopulmonar que resultó infructuosa.

En consecuencia, la dirigente andaluza ha solicitado por vía parlamentaria la remisión de una copia del vídeo de los hechos; el protocolo de contenciones mécanicas de la Junta de Andalucía para los centros de internamiento de menores; y la comparecencia del vicepresidente Juan Marín al objeto de explicar la aplicación de este protocolo en los últimos años.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

12 + 2 =