Pese a la “bonanza” económica que venden desde el PP almeriense, Gabriel Amat se ha negado a bajar el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) un 0,05% en el Ayuntamiento de Roquetas de Mar. Una bajada nimia que, sin embargo, sería un gesto para la ciudadanía roquetera. Una ciudadanía que tiene cada vez peores servicios (basuras, seguridad, etc.), a la que han cobrado el agua más cara de lo que se debía, a la que no arreglan las calles, ni los bancos donde sentarse, entre otras muchas cosas, y a la que masacran las plagas de mosquitos.

El PSOE había propuesto la moción de bajada del IBI en el último Pleno, pero los votos del PP y la tránsfuga (que aproveche que la queda sólo un año de sueldecillo municipal) María José López lo han impedido. Además, incluía la moción la bonificación del 5 % a los contribuyentes que anticipasen el pago del impuesto o tuviesen domiciliado (o domicilien) bancariamente el recibo de pago. También, el PSOE proponía ampliar de pago del IBI en período de voluntaria hasta, al menos, el 10 de diciembre de cada año.  Pero nada de esto, que es beneficioso para la ciudadanía a juicio de los socialistas roqueteros, se aplicará por la cabezonería de Amat y su séquito.

“El alcalde de Roquetas, Gabriel Amat, se ha convertido en el mayor enemigo de sus vecinos y vecinas a los que niega una mejora económica, muy necesaria en muchos hogares, y también niega el arreglo de sus calles”, ha lamentado Manolo García. Respecto a esta última cuestión, hacía referencia el portavoz socialista a la segunda negativa del PP de la mañana, como es su “no” a que el Ayuntamiento, con autorización de la Delegación de Cultura de la Junta, pudiera retomar las obras de acondicionamiento de la avenida Torrequebrada que tuvieron que ser paralizadas tras alcanzar la zona BIC de Turaniana y sin los preceptivos permisos arqueológicos y administrativos, como hemos contado en estas páginas.

“La continuación de los trabajos en la zona no BIC es viable, pero el Ayuntamiento se niega, con lo que va a perjudicar doblemente a los vecinos y vecinas de esta barriada de Aguadulce. Primero, por su incapacidad, se paralizan las obras y ahora, tampoco permite que se reanuden porque no se quiere poner a trabajar”, ha censurado Manolo García al equipo de Gobierno del PP que lidera Gabriel Amat.

Para compensar, sí han apoyado los peperos un apoyo al sector pesquero, que al fin y al cabo, no es más que una moción de intenciones porque, ejecutivamente, no va a ningún lado a nivel municipal. Así puede vender Amat que apoya mociones de la oposición. Y se evita que los pescadores hagan de él carnaza para pescar marrajos por no apoyarlos. Siendo gratis, Amat se cubre las espaldas y se da publicidad.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 × dos =