La Agrupación Socialista de Roquetas de Mar ha sido objeto de un ataque fascista en la madrugada del miércoles al jueves. En la puerta de la sede han aparecido pintadas en favor del dictador fascista Francisco Franco y contrarias a la exhumación del cuerpo del mismo. El hecho ha sido denunciado en redes sociales por los dirigentes locales del PSOE roquetero. Su portavoz, Manolo García, ha afirmado que han sido los vecinos quienes les han avisado del ataque fascista contra la sede y se ha lamentado de que sigan existiendo estos “actos de intolerancia”.

El edil roquetero ha confirmado que han presentado denuncia contra la Policía Local de Roquetas y que estando la sede cerca de las dependencias del Ayuntamiento, y al tener este un servicio de videovigilancia, igual podrían haber captado algo las cámaras. Aunque en su fuero interno existe pesimismo respecto a la captura del fascista o fascistas que han llevado a cabo el ataque, pues “las cámaras está dirigidas al perímetro del Ayuntamiento y es complicado que pasase por allí”. No obstante espera que este tipo de ataques no queden impunes.

Es la primera vez, ha afirmado García, que la sede roquetera sufre algún tipo de acto vandálico o fascista y que el seguro se encargará de la limpieza del exterior y de los “carteles de la casa del pueblo”. También ha querido expresar que el ataque tiene un claro componente político y debe ser combatido desde la defensa de los valores democráticos “apostando siempre por la tolerancia y el civismo”.

Frente a este ataque también ha respondido la secretaria general del PSOE de Andalucía, Susana Díaz, que ha indicado en las redes sociales que “las pintadas intolerantes” en ningún sentido van a frenar la lucha por la recuperación de la memoria histórica. “Esto demuestra que aún queda mucho por hacer” ha remarcado la presidenta andaluza ante las pintadas que dicen “El Valle no se toca” o llaman asesinos a los militantes socialistas. Y, como no podía ser menos, ha transmitido toda su solidaridad y apoyo a los socialdemócratas roqueteros frente a la barbarie fascista.

Una vez más una sede del PSOE se ve atacada por el fascismo que aún persiste en España. Más cuando los dirigentes políticos de la derecha española, da igual azul que naranja, se posicionan contra la ignominia de tener un mausoleo y lugar de peregrinación del fascismo patrio dedicado a un dictador con cientos de miles de represaliados y muertos en las cunetas de España. Al contrario con sus acciones y palabras lo que hacen es alentar la violencia contra los que buscan la dignidad y el reposo de la nación, esa misma que dicen amar mucho. Tampoco es extraño que se haya producido en Almería, concretamente en Roquetas de Mar, donde el ilustre Gabriel Amat subvencionó el año pasado una muestra de la Legión que ensalzaba a Franco.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

veinte − quince =