El Real Decreto-Ley 1/1988, firmado por el Rey Juan Carlos I y el Presidente del Gobierno, Felipe González, sirvió para regular la incorporación de la mujer a las Fuerzas Armadas. El texto afirmaba, entre otras cosas, que “la mujer podrá alcanzar todos los empleos militares. En las denominaciones de los mismos no existirá distinción terminológica alguna con el varón”.

Desde entonces los sucesivos gobiernos, el Ministerio de Defensa y los Ejércitos han trabajado para la integración de la mujer en igualdad, no sólo legal, con sus compañeros varones, hasta lograr que hoy su presencia en las FF AA sea una realidad consolidada.

Actualmente, de las más de 14.000 mujeres uniformadas, 2.576 (12,9%) pertenecen a la Armada. Respecto  al personal de tropa y marinería, cabe decir que el 16,6% corresponde a esta clase. Seis son Cabo Mayor, 1.454 Cabo Primero, 4.537 cabos, 5.147 soldados y 1.058 marineras. Precisamente, en la entrevista que publica Diario 16 hablamos con una Cabo Primero embarcada en un Patrullero de la Armada Española.

 

¿Cuándo y qué le motivó alistarse en la Armada?

Ingresé en la Armada en Enero de 1994, por tanto estoy a punto de cumplir 25 años de servicio.  La decisión vino motivada porque esta Institución me gustaba. Además, entonces había pocas mujeres y fui la primera de mi promoción.

En este tiempo de permanencia ¿han variado las formas, el tratamiento y los modos hacia la presencia femenina en las Fuerzas Armadas?

Sigue siendo igual que cuando entré en la Armada. Eso va en cada uno. Yo apenas he notado el cambio, lo único es que ahora tenemos más destinos que antes porque estábamos más limitadas.

¿Usted nota el hecho de ser mujer en la Armada?

Yo lo noté más en cuestión de destinos. Ahora, todos los barcos están preparados para nosotras. Cada vez somos más mujeres las que pertenecemos a la Armada.

¿Dónde ha estado destinada desde su ingreso en la Armada?

En total, hasta ahora han sido ocho destinos. El primero en el “Marqués de la Ensenada” cuando tenía base en Canarias. Después embarqué sucesivamente en las fragatas “Asturias” y “Baleares”, pasando como comisionada al BIO “Hespérides”, así como en el “Tabarca”, “Centinela”, “Serviola” y actualmente en Ferrol a bordo otro Patrullero.

Usted es especialista en Maniobra y Navegación. ¿Los destinos son los mismos en cada unidad o cambia en algo?

Al ser especialista en Maniobra y Navegación puedo estar tanto en Cubierta como en Puente de Gobierno. Son dos cosas totalmente distintas.

Usted es Cabo Primero Permanente. ¿Cómo se desarrolla su trayectoria profesional?

Una vez logrado el empleo de Cabo Primero teníamos que esperar 8 años. Ahora lo están poniendo más complicado porque hay que esperar más tiempo. Yo me quedé en Permanente para coger más antigüedad y poder acceder a un mejor destino.

¿Qué le parece la decisión de tener que dejar el servicio activo a los 45 años?

Depende de la situación de cada uno.

¿Aconseja a los jóvenes que se alisten en la Armada?

Indudablemente sí, pero también digo que tiene que gustar porque el verse fuera de casa las 24 horas pasa porque te guste tu trabajo, en este caso el nuestro de la Armada.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

17 + dieciocho =