Andan preocupados en la derecha mediática por los dineros que ganan o dejan de ganar en el Gobierno de Coalición. Asumiendo que los dirigentes de derecha son casta política (son tan increíblemente ineptos que así lo hacen), ahora miran los sueldos de la izquierda, especialmente los sueldos de Podemos. Ha sido incluir en el documento ético de la candidatura de Pablo Iglesias la eliminación de los tres Salarios Mínimos Interprofesionales para echarse cual jauría a señalar la conversión del pecador, como si a la gente de Podemos le hubiese derribado un rayo del caballo (sí siguen con las reminiscencias de Saulo de Tarso). Y la realidad es bastante distinta, no sólo no se subirán los sueldos sino que se los fijarán por debajo de los 3 SMI.

Como saben a la derecha mediática eso de leer los documentos, analizarlos, digerirlos, entenderlos e informar nunca le ha interesado. Los miran a ver si encuentran algo con lo que confirmar sus pareceres, invierten la carga de la prueba y se lanzan a la caza y captura de crédulos que se traguen sus manipulaciones. Y la realidad es que crédulos hay a porrillo en la derecha y en la izquierda. Como Ramón Espinar que, sin haber leído el documento, ya avisó de los siete males que suponía abandonar los 3 SMI en materia ética. Así funciona la derecha mediática. Manipulando la realidad en provecho de la clase dominante. Y ¿cuál es esa realidad? Pues que Iglesias no va a subir los salarios en sí a los cargos de Podemos sino que va a fijar un Salario Mínimo, por debajo de los 3 SMI en muchas ocasiones. Todo para no sobrepasar el nivel de austeridad que se tenía en la formación morada en torno a los 2.800 euros mensuales.

Esto no se lo han contado en los medios de derechas porque no les interesa contarlo. En algunos casos es que no han entendido el texto. Que de todo hay entre los columnistas de la bilis. Lo que es seguro es que no les han contado que el político que más cobra es Pablo Casado. Sí, el dirigente máximo del Partido Popular, gana más que Iglesias y Pedro Sánchez siendo miembros del Consejo de Ministros. Los compañeros de El Plural indicaron hace tiempo que Casado debía estar ganando como 250.000 euros anuales por los sobresueldos (los legales claro) de su partido. Podría ser esa cantidad porque era la que se embolsaba M. Rajoy en su momento. Ahora hay una coyuntura distinta. El PP ha perdido muchísimo poder institucional (cargos públicos) y eso redunda en los ingresos públicos que perciben y están bien fiscalizados. Las donaciones de empresarios amigos y de donantes anónimos también se han reducido por los casos de corrupción, al menos las visibles. De ahí que Casado se haya tenido que bajar el sueldo algo. O al menos así parece por su declaración de bienes donde oculta datos como verán.

En su declaración del Congreso de los Diputados Casado afirma que ha recibido del PP un sobresueldo de 47.700 euros, a lo que habría que añadir unas conferencias que le han reportado 1.720 euros. Ofrece unos ingresos de 49.420 euros a los que habría que añadir, que esto lo esconde en su declaración (¿por qué?), los salarios devengados por ser el portavoz del PP en el Congreso de los Diputados con el añadido de pertenencia a diversas comisiones y una cantidad no renunciable de 12.838 euros al año. En total ingresa como cargo público más de cien mil euros. Unos 107.000 aproximadamente. Por el contrario Iglesias sólo ganó el año pasado 46.460 euros y siendo parte del Gobierno como máximo ganaría 82.978 (habría que ver si el límite se sigue manteniendo en esos 47.000 euros). En el caso de Sánchez el año pasado ganó unos 95.000 euros (65.000 como presidente, 16.000 por derechos de autor y 14.000 de un arriendo) a los que habría que descontar los derechos de autor si va a cumplir su palabra de entregarlos a causas sociales y los del arriendo no son por su cargo público. El año que viene, como máximo, ganaría como presidente 95.000 euros. Casado les vence y sin ningún tipo de responsabilidad real.

Nuevamente la derecha manipulando e intentando dar lecciones éticas. Una vez más quedan con las posaderas al aire pues, incluso, no gobernando se adjudican salarios mayores que los de las personas de la izquierda. Y si hablásemos de merecimientos, como les gusta a los clasistas que pueblan las columnas mediáticas, Casado con 14.000 euros al año tendría más que de sobra, pues carece de méritos, capacidades y/o experiencia canalizable en algo que traiga el bien común. Los medios de comunicación se han lanzado voraces a señalar a Iglesias, también mintieron sobre pensiones de Sánchez, pero siempre callan con las cuestiones que tienen que ver con los candidatos del PP, de Ciudadanos (donde en su momento Albert Rivera llegaba a casi 150.000 euros al año) o de Vox (donde Abascal se embolsa, eso admite, más de 100.000 euros).

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres × tres =