En primer lugar, desde Diario16 queremos agradecer al eurodiputado Jordi Solé, a la eurodiputada Lola Sánchez y al abogado Josep Jover el haber posibilitado la presencia de Manuel Domínguez Moreno, presidente del Consejo Editor, en la comisión sobre denunciantes de corrupción del pasado miércoles en el Parlamento Europeo donde pudo exponer con total libertad el Caso Banco Popular.

Cuando un colectivo es ultrajado, robado y engañado por quienes tienen la responsabilidad de protegerles de los abusos de las dictaduras públicas y privadas, la presencia de una persona o una institución que está dispuesta a darlo todo para defenderlos, provoca una reacción del calibre de la tercera ley de Isaac Newton: «Actioni contrariam semper et æqualem esse reactionem (Con toda acción ocurre siempre una reacción igual y contraria)».

Los afectados del Banco Popular se han sentido solos desde el día 7 de junio de 2017. Nadie, desde ningún ámbito, ni público ni privado, se ha acercado a ellos para buscar una solución a la ruina de más de 305.000 familias. Nadie. Por esta razón, Diario16, con Manuel Domínguez Moreno a la cabeza, ha logrado convertirse en el referente de todos estos ciudadanos a los que se ha ultrajado y robado. Como decíamos hace unos días, el presidente del Consejo Editor de este medio, fue el primero en iniciar esta investigación en el otoño de 2016, con la redacción de un primer dosier de más de 600 páginas en las que desentrañaba la génesis de la operación. La magnitud de lo que estaba descubriendo le hizo crear un equipo de investigación que lleva casi dos años trabajando en exclusiva en el Caso Banco Popular.

El hecho de que en el día de ayer Manuel Domínguez Moreno presentara ante el Parlamento Europeo el Caso Banco Popular, una oportunidad que en el Congreso de los Diputados ni en el Senado español se le ha concedido, ha generado la reacción de los afectados, en general, de agradecimiento a este medio. Sin embargo, tal y como ya escribimos una vez, «No somos héroes. Somos justos».

Estos son algunos de los mensajes recibidos de los afectados, en los que se repite una y otra vez «Gracias Diario16» o «Gracias don Manuel Domínguez Moreno»:

  • «Una vez más, muchas gracias por esta impagable defensa de nuestros intereses. A ver si sirve de algo y remueve conciencias».
  • «Europa ha colaborado en la estafa a través de sus instituciones. En España los principales partidos son cómplices de la corrupción».
  • «Lo que sucede es que a las instituciones europeas van más los lobbies a defender sus intereses que personas con ética como el señor Domínguez. Esta es la verdad de la basura de institución europea que nos han querido vender».
  • «Señores jueces, ¿qué más necesitan para empezar a repartir justicia? Hay muchas personas en España pendientes de ustedes. ¡Hagan su trabajo justamente!».
  • «Lo primero, agradecer a este periódico y especialmente a Manuel Domínguez Moreno la ayuda que nos presta para intentar recuperar los ahorros de nuestra vida, pues, como bien dice él, esto ha afectado mayormente a pequeños ahorradores y, lo segundo y más sorprendente, es que ningún político que esté en el gobierno o en la oposición sea consciente de la realidad de este periódico y pueda leer a través de él a informarse sobre la injusticia que se está cometiendo con sus compatriotas. Esto es lo que verdaderamente más me sorprende: que no haya ningún miembro de un partido que quiera levantar las alfombras. Eso quiere decir que está todo tan podrido que difícilmente se va a poder solucionar, pues la limpieza que habría que hacer sería tan excesiva que, a día de hoy, democráticamente no se podría conseguir».
  • «Pero, ¿es que las instituciones europeas tenían alguna credibilidad? La institución europea es, lisa y llanamente, un club de políticos corruptos a nivel europeo, fundada únicamente, con el fin de auto protegerse entre ellos. Los políticos se ven más arropados, unidos, que a nivel de país, donde sería más fácil encarcelarlos. Los británicos, son los más serios y formales de Europa y hace tiempo se dieron cuenta de que tenían que salir de esta cueva de políticos, corruptos, vagos y ladrones. Nos están vendiendo la moto, de que el Brexit va a ser poco menos que la ruina para Reino Unido. Todo lo contrario, en el momento que salgan, y tras un corto periodo de acomodamiento, los índices de crecimiento y prosperidad, serán inmensamente superiores al resto de Europa. A los ingleses les podremos tachar de insolidarios, aunque a nadie le puedes retener en un club de golfos como es Europa. Yo he trabajado 40 años en Manchester, conozco un poco el empresariado británico, y puedo confirmar que las tropelías y engaños a nivel de cuentas y balances, auditorias falsas, etc. que se dan en las empresas del Ibex, en Reino Unido no estarían permitidas. El Santander, con las ilegalidades que comete, no duraría dos días, y su directiva estaría a buen recaudo entre rejas. De verdad digo que después de trabajar tantos años en Gran Bretaña vuelvo a España y me da la sensación de que estoy en una república bananera, pero de las de tercera división. Pienso que hasta en Venezuela hay más seriedad. En Venezuela hay un alto nivel de corrupción, pero ¿alguien me puede aseverar que el nivel de corrupción de España es inferior?».
  • «No hay premios suficientes en el ámbito del periodismo, pero se los merecen todos. Gracias por ser nuestros abogados defensores ante este robo al más estilo castellano con nocturnidad y alevosía. Señor juez Calama, empiece a hacer su trabajo. Puede hacer historia metiendo en prisión a todos y cada uno de los responsables y que se nos devuelvan nuestras acciones del Banco Popular».
  • «Mil millones de gracias les tenemos que dar a Don Manuel, Don Esteban, Don Jose A., Doña Claudia y a todo el equipo de Diario 16 por todo el trabajo que hacen en nuestra defensa y para dar luz a este caso que las instituciones y la justicia (con minúscula todo) han dejado de lado para que acabe por olvidarse. Le hacemos el favor al Santander y “plis plas”, trabajo hecho. Ojalá en Europa se quieran enterar de una vez y tomen cartas en el asunto, porque está claro que los arruinados les importamos una m…».
  • «Soy afectada del Banco Popular y leo todos los días Diario16. Mis abogados han usado mucha de la documentación que publica don Esteban Cano, don Manuel Dominguez y don José Antonio Gómez para mi querella contra el Santander. En ningún momento esa documentación ha sido rechazada por el juzgado. No suelo escribir comentarios, pero leo todos los días dar las gracias a Diario16, pero nadie parece dispuesto a hacer nada para agradecer lo que esta gente está haciendo por todos nosotros sin pedirnos nunca nada a cambio. Mi situación no me permitía más, pero me suscribí a la revista. Es lo menos que podía hacer».

Estos son algunos de los que nos han llegado a la redacción o a través de los canales digitales de comunicación de Diario16. Sin embargo, en todos se puede comprobar cómo toda esta gente, pequeños ahorradores —no especuladores como los quiso definir el señor Rodrigo Echenique— trabajadores, pensionistas, pequeños empresarios o autónomos, han visto cómo un ciudadano de a pie y un medio de comunicación libre e independiente les está defendiendo ante las instituciones que les han abierto las puertas y han tenido interés en escuchar lo que realmente ocurrió en el Caso Banco Popular en base a la documentación que obra en posesión de este medio. Ese hecho, en un país en el que las instituciones, partidos políticos y gobiernos han dado la espalda a más de 305.000 familias, se convierte en un acontecimiento cuando, en realidad, debería haber sido algo habitual desde antes de la resolución que les arruinó.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 × 1 =