Decía en un acto del PP andaluz José Manuel Moreno Bonilla que Bendodo y Amat eran ejemplos de la preocupación de su partido por las personas. Nada más lejos de la realidad según denuncian desde el PSOE de la capital almeriense (y se ha denunciado en estas mismas páginas semana tras semana respecto a Gabriel Amat). El concejal del PSOE en el Ayuntamiento de Almería, Manuel Vallejo, ha reprochado al equipo de gobierno del Partido Popular “que lleve más de un mes sin actuar” después de que se cayera parte de la cornisa del centro de mayores de Las 500 Viviendas. “Es que no se han molestado ni en recoger los cascotes”, ha lamentado el edil antes de recordar “que los socialistas llevamos tres años reclamando al alcalde que asuma su responsabilidad de mantenimiento de estas instalaciones y lo que esperamos es que no lo haga cuando se hayan producido daños personales”.

En ese sentido, desde el socialismo institucional almeriense han lamentado que el Partido Popular haya llevado al centro a este punto de abandono, “utilizándolo como arma arrojadiza contra la Junta de Andalucía, a pesar de que el alcalde es plenamente consciente de que el mantenimiento es responsabilidad municipal, como así se demuestra por la consignación de 45.000 euros en los presupuestos del Ayuntamiento de Almería para este año”.

El deterioro del edificio, según ha defendido el concejal, “es evidente” y “así lo venimos denunciando desde hace años”. Pero, además, los concejales socialistas registraron un escrito, a finales del mes de enero, solicitando los arreglos pertinentes y que se solucionaran los problemas de acumulación de agua que impiden el uso del ascensor, ya que este resulta necesario tanto para las personas mayores como para aquellas que tienen problemas de movilidad.

En el caso concreto del centro de Las 500, los usuarios de las instalaciones llevan más de un año sin un ascensor que resulta fundamental para poder acceder a la primera planta, en la que se ubica el centro de educación permanente en el que reciben formación mayores y las instalaciones del centro de la red Guadalinfo, de acceso a nuevas tecnologías. De hecho, los propios profesionales del espacio educativo han venido pidiendo el arreglo al Ayuntamiento durante este tiempo, en el que han constatado con pesar “que determinados usuarios han tenido que dejar de asistir a clase debido a las dificultades de acceso a la primera planta, ya que no puede subir escaleras”.

“Se ve claramente con este ejemplo que la accesibilidad es un discurso de boquilla del PP, pero no de hechos, porque no es necesario tener una ordenanza de accesibilidad universal para ponerse a arreglar algo tan sencillo como un ascensor”, ha concluido.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciocho − 2 =