El actual alcalde de León, Antonio Silván, continúa como primer edil. Lo ha facilitado la portavoz de Ciudadanos, Gemma Villarroel, a la conclusión del pleno extraordinario celebrado con motivo de la ‘operación Enredadera’. Un alcalde que continúa en su puesto a pesar de las acusaciones de corrupción, gracias a Ciudadanos, y que no es desde luego el primer caso.

El expresidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, tiene a día de hoy tres frentes judiciales abiertos: los casos Auditorio, Púnica y Pasarelas. Esta tercera imputación la ha sumado hace unos meses con  la reapertura del caso, que investiga un presunto delito de prevaricación en su etapa como alcalde en otra construcción en Puerto Lumbreras entre 2006 y 2007. A pesar de esto, Ciudadanos ha continuado apoyando al alcalde de Murcia en los Presupuestos de la ciudad.

Irónicamente, la Secretaria Ejecutiva de Educación y Cultura del PP de la Región de Murcia, Adelia Gálvez, denunció este martes la “hipocresía” de Ciudadanos que mientras critica las 40 aulas prefabricadas de Región apoya al gobierno socialista andaluz que tiene cerca de 300 barracones en los que dan clase más de 8.000 niños.

Para más inri, fue el propio Partido Popular en el Ayuntamiento de Sant Vicenç de Montalt, y de la mano del concejal Francesc Guillem, el que acusó a su homólogo de Ciudadanos de impedir la moción de censura que permitiría destituir al alcalde del PDeCAT, Miquel Ángel Martínez “presuntamente implicado en un caso de malversación por utilizar material municipal con fines personales”.

Además, Ciudadanos ha recopilado su propio historial de corrupción. En las elecciones municipales de 2015, Ciudadanos consiguió gobernar en cuatro ayuntamientos de Madrid: Valdemoro, Villanueva del Pardillo, El Molar y Arroyomolinos. Pero, a un año del fin del mandato, tres de estos cuatro ayuntamientos se han visto quebrados o corrompidos.

En Valdemoro, Ciudadanos perdió el poder tras una moción de censura, en El Molar una concejala fue condenada por ocupar terrenos del Canal de Isabel II de forma irregular y, el pasado julio, el alcalde de Arroyomolinos era arrestado por corrupción. Y a pesar de la inmediata petición de renuncias que salió a bocajarro de parte de C’s, ahora se enfrentan debilitados a un Pedro Sánchez que cada vez está más en alza.

Quizá sea el momento de recordar unas palabras del propio líder del partido, Albert Rivera, que ha proclamado y repetido desde que llegó a la presidencia de Ciudadanos: “Seremos radicales en la lucha contra la corrupción”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 × 5 =