En Comú Podem ha registrado en el Senado una Proposición de Ley que pretende regular la labor de los agentes forestales y, al mismo tiempo, garantizar su seguridad jurídica. A pesar de que España es el estado de la Unión Europea con una mayor biodiversidad y el que más superficie aporta a la Red Natura 2000, los agentes forestales –el colectivo profesional encargado de velar por la conservación de nuestro Medio Ambiente- carece de un marco jurídico de ámbito estatal que garantice sus derechos y defina su labor.

La transferencia de competencias en materia medioambiental a las diferentes Comunidades Autónomas y la aplicación del Real Decreto 609/1978, que transfería al personal del cuerpo de Guardería Forestal del Estado a los diferentes territorios, posibilitó la creación de diferentes cuerpos de agentes forestales –de ámbito autonómico, provincial e incluso local-. No obstante, aún hoy día, tal y como la propia Proposición de Ley recoge, no existe “un régimen jurídico básico para todos los cuerpos y escalas de agentes forestales y medioambientales y un marco jurídico adecuado para el desempeño de sus labores de policía, custodia y vigilancia de los bienes jurídicos de naturaleza forestal y ambiental”.

En Comú Podem quiere reconocer a los agentes forestales su condición de agentes de la autoridad, por cuanto “son una policía especial mixta, administrativa y judicial”. Por ello, según la Proposición de Ley registrada, “estas potestades jurídicas obligan a que exista un régimen jurídico que regule sus funciones básicas en todo el estado español y concrete y asegure esas potestades que permiten ejercerlas”. De la misma manera, el texto impulsado por la senadora Sara Vilà entiende como “imprescindible el diseño de sistemas de defensa personal y la atribución de medios encaminados a aminorar el riesgo inherente al ejercicio de esta labor”. Como la Proposición de Ley afirma, “los agentes forestales realizan funciones de policía y sufren los mismos conflictos que otras policías, pero en su caso les ocurre en medio del monte, en solitario muchas veces, y ante personas armadas”.

En enero de 2017 dos agentes forestales eran asesinados por un cazador furtivo que portaba una escopeta aún sin contar con el debido permiso de armas. Apenas dos meses después, en la sesión de control al Gobierno que se celebraba en la Cámara Alta, la senadora Vilà preguntó a Zoido por los hechos acaecidos, instándoles a regular las funciones y competencias de los agentes forestales a fin de garantizar su seguridad jurídica y personal. Sin embargo, el ya ex ministro del Interior instó a la senadora de En Comú Podem a que “dejara de presionar”, afirmando que estaba “utilizando la muerte de dos personas” para enturbiar la labor del Gobierno.

La iniciativa de En Comú Podem quiere garantizar para el conjunto de todos los agentes forestales, independientemente de la administración para la que trabajen, un marco jurídico que les ofrezca seguridad jurídica y garantice sus derechos laborales, reconociendo su carácter de “agentes de la autoridad”. En segundo lugar, la iniciativa impulsada por la senadora Vilà, tiene como objetivo regular el abanico de tareas y de competencias que actualmente dependen de quienes desempeñan la labor de agentes forestales, estableciendo también las relaciones de colaboración que es preciso realizar con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Por último, la iniciativa legal apuesta por avanzar en la profesionalización de este importante servicio a partir de la gestión directa de las tareas medioambientales por un cuerpo funcionarial que, dependiente siempre de las administraciones públicas, cuente con los equipos y materiales necesarios para realizar su labor en plenas condiciones de seguridad.

Para la senadora Vilà “es una importante carencia en nuestro ordenamiento jurídico que aún no exista un marco jurídico de ámbito estatal que regule la labor y reconozca los derechos de nuestros agentes forestales”. La senadora de En Comú Podem recuerda además “las especiales circunstancias de inseguridad que pueden vivir cotidianamente quienes tienen una labor tan importante como proteger nuestro Medio Ambiente”. Vilà, que cree que “es imprescindible reconocer la figura de agentes de la autoridad para nuestros forestales”, lanza un llamamiento al resto de fuerzas y partidos políticos para que “entre todos y todas solventemos esta deuda histórica que tenemos con los agentes forestales de nuestro país”.

Jaume Moya, diputado de En Comú Podem en el Congreso, también quiere recalcar “nuestro compromiso con el necesario reconocimiento del cuerpo de agentes forestales, de sus funciones claves en la preservación y la seguridad del medio ambiente y en sus condiciones de trabajo”. Para Moya, quién también ha participado activamente en la elaboración de este Proyecto de Ley, “tras casi dos años de trabajo consensuado con los sindicatos y las asociaciones representativas, estamos convencidos que esta Ley Básica que presentamos contiene los elementos de legitimación y de acuerdo que van a conseguir hacer realidad la justa reivindicación de un colectivo de mujeres y hombres con más de 140 años de historia por el medio ambiente, la biodiversidad y el paisaje”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

19 − 1 =