Diego Conesa, delegado del Gobierno en la Región de Murcia, ha manifestado la necesidad de reforzar el peso de la industria en la economía regional para afrontar los desafíos de un mercado global muy competitivo y que no da tregua y como la mejor forma de complementar la fortaleza de la industria agroalimentaria y del sector del metal, dos de los referentes más importantes de la Región de Murcia, porque, según ha dicho, ya ha habido errores pasados, como pensar que solo podíamos vivir del sector servicios.

“El peso de la industria sobre el PIB regional es importante, pero si descontáramos el efecto y la aportación de Repsol, cuya presencia en esta región es una fortuna, habría que analizar realmente dónde estamos, y por eso debe ser un objetivo compartido por empresarios y administraciones aumentar el peso de la industria en nuestra economía”, ha indicado Conesa durante su intervención en el ciclo de conferencias organizado por la Confederación de Organizaciones Empresariales de Cartagena y el diario La Verdad.

El delegado del Gobierno ha explicado que el desarrollo de las infraestructuras jugará un papel clave en este objetivo, y que pronto llegará a Murcia y a Cartagena la Alta Velocidad y un sistema digno de cercanías, además del Corredor Mediterráneo, que, según ha dicho, “ya es una realidad gracias también al impulso del sector empresarial”.

En relación a la ZAL de Los Camachos, Conesa ha revelado que el Gobierno de España, a través de SEPES, ya ha planteado propuestas y ofertas formales y sólo está a la espera de una respuesta al respecto por parte de la Comunidad Autónoma. “Son ofertas muy buenas, con un precio y unas facilidades y flexibilidad de adquisición y pago que cualquier empresario presente hoy aquí ya hubiera firmado, por lo que espero que el gobierno regional de una respuesta a lo que representa una oportunidad única”, ha indicado.

Durante su intervención, el delegado del Gobierno ha insistido en que lo más importante para un empresario es tener garantías de seguridad jurídica y agilidad administrativa, que ha citado como un gran problema en la región en los últimos años, y ha manifestado su convencimiento de que el medio ambiente es una oportunidad y una fortaleza para el crecimiento empresarial y de la Industria.

Finalmente, Conesa ha explicado que para el futuro de la economía regional también resulta necesario un cambio cultural en el que las universidades, las organizaciones empresariales y sindicales y las administraciones públicas juegan un papel fundamental. “La resistencia al cambio es un lastre para una sociedad madura, pues este cambio no hay que visualizarlo como una amenaza, sino como una oportunidad para nosotros y para las generaciones futuras”, ha concluido.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

12 + 7 =