La Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural ayudará durante los años 2107 y 2018 a 29 ayuntamientos a realizar obras de acondicionamiento de caminos rurales con un total de 1,7 millones de euros. De este modo, se responde a la demanda de los agricultores y ganaderos de los municipios del interior y se vuelve a habilitar esta vía de financiación, exclusivamente con fondos propios de la Generalitat, que se cerró en el año 2009.

Los municipios que contarán con el respaldo económico de la conselleria son los siguientes: Benlloch, Vilanova d’Alcolea, Vistabella del Maestrat, Xodos, Alfarp, Canals, l’Alcúdia de Crespins, Llombai, Geldo, Sant Jordi, Traiguera, La Llosa, Moncofa, Les Useres, La Salzadella, Guadassèquies, Montesa, Rosell, Montarverner, Cabanes, Vilar de Canes, Alcalà de Xivert, Atzeneta del Maestrat, Moixent, Sella, Gestalgar, Calles, Forcall i Andilla.

De las 29 solicitudes seleccionadas, ocho eran de carácter preferente por referirse a caminos intermunicipales. De éstas, cuatro corresponden a la provincia de Valencia y otras cuatro a la de Castellón. Para el resto de solicitudes seleccionadas, los puntos que más han influido a la hora de diferenciar la posición de una solicitud en el baremo han sido los referidos al tamaño de población y al acceso directo a explotaciones ganaderas o a industrias agroalimentarias.

Precisamente, la provincia de Castellón, con 17, es la que presenta un mayor porcentaje de solicitudes seleccionadas, debido al alto número de municipios de pequeño tamaño y elevada cantidad de explotaciones ganaderas a las que dan servicio los caminos rurales. Por contra, Alicante ha sido la provincia que menor número de solicitudes ha presentado.

El objetivo de esta medida consiste, según exponen los dirigentes de la Comunitat, en la mejora de las condiciones de las vías agrarias que los agricultores y ganaderos usan para acceder a sus explotaciones, mejorando las condiciones de desplazamiento y sobre todo de seguridad en el tránsito. Además, se facilita el tránsito de la maquinaria necesaria para el cultivo, cada vez más compleja, con requisitos de firmes de más calidad y anchura. Este tipo de actuaciones, comentan desde la Conselleria,  modernizan la estructura viaria rural, mejoran la seguridad de los desplazamientos y también favorecen la reducción y costes en el transporte, optimizando en definitiva, la competitividad de las explotaciones.

 

Con la puesta a punto de los caminos agrarios se cumple uno de los objetivos principales del Consell, como es potenciar el tejido económico de los pueblos de interior y mantener la calidad de vida de sus habitantes y la fijación de su población para evitar el despoblamiento.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

17 − tres =