VALENCIA, ESPAÑA – Vivimos en tiempos inciertos, y, si no, que les pregunten a estos dos jóvenes europeos que intentan hacerse paso en el complicado mundo del cine. Maksim T. Kuzin, valenciano de 22 años e hijo de inmigrantes rusos, quiere recaudar junto a Andrea Calvetti, un joven italiano, hasta 10.000 dólares para un cortometraje en los Estados Unidos. Lo harán a través de la plataforma Kickstarter, una web de micromecenazgo donde personas de cualquier país pueden realizar una pequeña donación para formar parte del proyecto, y recibir exclusivas recompensas a cambio.

A History of Wise Men (el título del cortometraje) sigue la historia de Elliot, un cantautor británico, en la Nueva York de los años 70. “Música funk vietnamita, mucha visceralidad y psicodelia”, así lo resume Kuzin, director y guionista del proyecto. “Pero hablando en serio, queremos contar una historia que nos viene del corazón. No sólo entretener, sino aprender algo de ello”. Lo particular de esta producción, insiste, es que combina cámaras analógicas con cámaras digitales, rodando simultáneamente: “para de verdad hacer sentir que viajamos en el tiempo, y evitar una recreación”.

Kuzin empezó a rodar pequeños cortos ya con diez años, a través de la costa alicantina. Nada más graduarse del bachillerato, decidió partir a los Estados Unidos, para formarse como director en la Universidad de Columbia, en Chicago, donde lleva cuatro años.

Ahí conoció a Calvetti, cinematógrafo del cortometraje, encargado de dar la ecléctica imagen setentera a la producción. “Al principio nos odiábamos. Los cinematógrafos tendemos a ser muy visuales, mientras que los directores le otorgan más importancia al significado de las cosas. Después de unas cervezas juntos, la cosa ya cambió”, cuenta Calvetti, riéndose. “Desde entonces somos uña y carne, y hemos trabajado varias veces juntos en un par de cortos y spots independientes en América”, afirma Kuzin.

El rodaje, de llevarse a cabo, contará con plantilla española y norteamericana en Chicago. “En la historia, uno de los protagonistas es un español de paso por los Estados Unidos. Entremezclar el mundo castellano con el yanqui nos parece una combinación tentadora” dice Kuzin.

Ahora, juntos afrontan el reto de convencer a desconocidos de Internet para financiar el corto en un plazo de 30 días. Según la política de la web, si no llegan al mínimo que piden, los 10.000 dólares, no verán ni un céntimo. Pero se mantienen optimistas. “Si no, siempre nos quedará grabar comuniones”, dice Andrea, entre sonrisas.

Puedes contribuir hoy mismo entrando en: http://bit.ly/historyofwisemen

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos × 3 =