Polarización Derechas/Izquierdas:

Las derechas representadas por PP, C’s y Vox se han radicalizado y se enfrentan con ferocidad al PSOE y demás izquierdas aglutinadas en torno a Adelante Andalucía, fuerzas que merecen ser analizadas someramente una por una, según mi punto de vista. He tomado unas encuestas para profundizar en el análisis.

La primera es de “eldiario.es del 4-11-18” en la que dan estos resultados: PSOE 44/46 escaños. Adelante Andalucía 22/23 escaños. PP 28/30 escaños y C’s 12/13 escaños. Las izquierdas juntas sumarían entre 66/69 escaños, una holgada mayoría que superan en 11 escaños a la mayoría absoluta que es de 55 escaños. La suma de PP con 28/30 escaños y C’s con 12/13 diputados se quedan con una horquilla entre 40/43 escaños.

La segunda de “elcorreoweb.es del 5-11-18” que ofrece resultados muy aproximados: PSOE 44/46 diputados. Adelante Andalucía 22/23 escaños. PP 28/30 escaños. C’s 11/12 diputados. Las izquierdas sumarían 66/69 parlamentarios y las derechas 39/42 escaños.

La tercera de “elespanol.com 12-11-18”, que publica estos resultados: PSOE 30,2 % (36/38 escaños),  C’s 22,4 % (24/26 escaños),  PP 20,4 % (24/26 escaños), y Adelante Andalucía 18,6 %. (22 escaños). Sumando el Bloque de Izquierdas nos dan 58/60 parlamentarios y el Bloque de Derechas 48/52 diputados. El PP sigue en caída libre acosado por Vox que le podría arañar unos escaños pues está en un 4,2 % y subiendo.

Calculando una media de las tres encuestas tenemos unos resultados que son: Bloque de Izquierdas = 63/66 Diputados. Bloque de Derechas 42,46 Diputados, una ventaja para las izquierdas en torno a 20 escaños. .

Partido Popular (P.P.):

Este partido se encuentra en estado de descomposición y en sus peores momentos de la historia.  Rajoy sufrió la tremenda derrota de la Moción de Censura y se enfrentaron las 3 tendencias internas principales en el Congreso que ganó Casado con el apoyo de Cospedal, desaparecida en combate fagocitada por las cloacas del Estado y sus funcionarios corruptos.

Es una formación que pierde muchos votantes y sufre un alto desprestigio, porque están rodeados de su “pútrido ranero y gúrteles” que no cesan. Las encuestas le dan muy malos resultados y bajando. Eso les podría llevar al farolillo rojo de la clasificación de las fuerzas principales en batalla, dependiendo de que Vox quede extraparlamentaria o incluso les robe algunos escaños.

Ese PPartido de la corrupción, los recortes y la austeridad del capitalismo mafioso dirigido por la Europa de los Mercaderes, es considerado en Andalucía como el partido de los señoritos burgueses y es visto como una amenaza por la clase trabajadora y los sectores empobrecidos por las políticas antisociales llevadas a cabo en los últimos años por Rajoy.

Ciudadanos (C’s):

El partido de Rivera le come la costada al PP y es el que esperaba recoger los escombros y descontentos de la descomposición orgánica de la formación dirigida por Casado. Ambos reclaman la herencia de Aznar, con lo que eso representa en la memoria de aquel nefasto Trío de las Azores que nos metió en la guerra buscando “armas de destrucción masiva imaginarias” que nunca aparecieron, pero este CLON debido a sus posiciones extremistas, está empezando a ser temido por la ciudadanía.

Las expectativas de crecimiento se deben también a la demagogia ultranacionalista españolista de Rivera y Arrimadas en el conflicto de Cataluña, que ha calado entre la burguesía y un cierto sector de las capas medias, pero han apretado tanto las voces que corren el riesgo de quedarse afónicos.

Esas dos fuerzas de derechas muy radicalizadas, aguijoneadas por la protuberancia neofranquista de Vox, están histéricas porque temen que incluso con la unidad de ese “trío del terror”, no alcancen una mayoría absoluta que es el objetivo de sus promotores y financiadores y de ellos mismos, como son los capitalistas mafiosos a los que sirven y se retroalimentan, pues las mejores encuestas les dan  una suma entre 40/43 diputados en Andalucía.

Es poco probable un Gobierno de Derechas en esta CCAA, so pena de que Susana Díaz cometa el error de pactar de nuevo con C’s que le ha traicionado, aunque puede ser clave la abstención de algunos sectores muy defraudados de la clase trabajadora y sectores de capas medias que han venido protestando y luchando en las calles  contra el PSOE, algunos de cuyos votantes podrían desembarcar en C’s.

Adelante Andalucía: 

Las fuerzas conjuntas de Izquierda Unida/Podemos, (los Verdes, Izquierda Anticapitalista y otros colectivos sociales y sindicales),  se presentan con esa nueva marca que aglutina a varias corrientes de opinión.  Las encuestas pronostican unos resultados similares a las elecciones últimas y creciendo; Un 19,30%, por lo que podría rebasar entre el 20 a 25 % de los votos con una tendencia al alza y una militancia activa a pie de calle.

En unas declaraciones de su candidata Teresa Rodríguez cabeza de la lista de Adelante Andalucía, marcó la táctica de buscar un entendimiento postelectoral con el PSOE para, según dijo “construir una barrera a las derechas”, que ha sido recibida como positiva por un cierto sector de los colectivos y con algunas críticas por los sectores más de izquierdas y algo sectarios.

También hay que destacar que Antonio Maillo, líder de Izquierda Unida en Andalucía, también se decanta “por un programa de política de cambio” de las izquierdas, en coherencia con el intento de avanzar a nivel Federal con el pacto PSOE/Unidos Podemos que intentan ultimar entre los compañeros Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, pero no están definidos claramente en su táctica pues lo que han dejado claro es que harán lo posible para que con sus votos no gobiernen las derechas. Si Susana forma Gobierno y no pacta con las derechas, les podrían dar apoyos puntuales desde la oposición.

Las izquierdas reformistas están bastante animadas con el ejemplo de Gobierno a la Portuguesa, planteándolo como una acción de emergencia para derrotar a las derechas en Andalucía y continuar preparando el terreno de confluir en esa línea para las Municipales, Europeas y Autonómicas, en su caso, a las que estamos abocados el próximo año, siempre y cuando se supere el escollo que representa el conflicto de Cataluña, que si no se consigue un aplazamiento, forzarían al compañero Presidente Pedro Sánchez a adelantar también las Generales.

PSOE DE ANDALUCÍA:

Las actuales encuestar señalan que el PSOE volvería a ganar las elecciones en Andalucía, consiguiendo en torno al 36% de los votos.  Pese al desgaste sufrido por  la crisis interna en la pugna por el liderazgo,  la compañera Susana Díaz tiene el apoyo de lo que la prensa burguesa denomina las “baronías”  y el compañero Pedro Sánchez,  que se basó y consiguió el voto de la militancia, el de las bases, que lo rescataron porque  apostó por el giro social; el Partido mantiene importantes reservas en esta CCAA,  porque Andalucía sigue siendo de izquierdas.

Las políticas de recortes sociales y laborales, de austeridad a ultranza, y la falta de recursos presupuestarios, impuestas por el PP de Rajoy y asumida por la compañera Susana Díaz, es cierto que ha venido siendo respondida con movilizaciones fuertes en Sanidad, Educación y otros sectores, donde se  han producido luchas masivas que expresan un cierto desgaste y crispación en la clase trabajadora, agravado por las “presuntos casos” de los ERE, la FAFFE, los Fondos de Formación y demás “presuntos” que es necesario aclarar de una vez, pero que podría tener una cierta repercusión en las urnas.

Sin embargo, el PSOE de Andalucía podría aprovechar el tirón electoral que está experimentando el partido a escala Federal, porque la derrota de Rajoy tras la Moción de Censura,  inevitable tras las condenas del PP por la Justicia,  al haberse financiado con dinero de “Caja B” “a título lucrativo”, ha abierto una situación dinámica más positiva para el avance de las izquierdas como estamos viendo a escala federal en todos los territorios del Estado.

Comentarios:

Una vez analizada someramente las cuatro fuerzas claves en esta confrontación electoral para la gobernabilidad de Andalucía, me permitiré realizar algunas reflexiones críticas al respecto, tanto en el aspecto táctico como programático.

El preacuerdo presupuestario conseguido por PSOE/Unidos Podemos en Madrid que promete una subida del salario mínimo a 900 euros/mes,  ha sido una noticia bien aceptada por la ciudadanía, junto a otras medidas sociales  positivas para el pueblo y ha sido recibida como una bocanada de aire fresco, ante las medidas de corrupción que se vienen recibiendo cada día y los escándalos y excesos verbales de las derechas.

En la reunión de Coordinadores de Izquierda Socialista de Andalucía, celebrada el sábado 10/11 en Torremolinos, tras un amplio  debate,  se hicieron propuestas orientadas a la necesidad del PSOE de “sincronizar con la Junta de Andalucía, mediante un giro a la izquierda” (…) la lucha por “un gobierno de unidad de los trabajadores en Andalucía y el Estado, formando un Bloque Social” entre PSOE, Adelante Andalucía y demás fuerzas sociales y sindicales que representen al mundo del trabajo, para romper con las políticas liberales que aplica la burguesía a través de sus partidos de derechas, pasando a defender medidas firmes favorables a los más necesitados”.

La Coordinadora de Málaga presentó y defendió una hoja con un resumen de los 21 puntos que sintetiza el programa de la IV Asamblea Territorial, titulado “POR UN GOBIERNO DE LOS TRABAJADORES CON UN PROGRAMA SOCIALISTA”, que contiene entre otras muchas cosas:

“Un giro a la izquierda, luchando por el pleno empleo diciendo no a los despidos, aplicando medidas de fomento y planificación de la economía social. Salario mínimo y Pensión de 1.100 euros/mes. Enseñanza hasta alcanzar el 7% del PIB,  Sanidad y Dependencia públicas, dignas,  de calidad y gratuitas. Defensa del Medio Ambiente.  Derogación de la LOMCE, Ley Mordaza y demás legislación reaccionaria. Luchar contra los privilegios y no a la privatización de la economía. Lucha implacable por la Igualdad y eliminación de toda forma de discriminación llevando a cabo que a igual trabajo corresponda igual salario entre varón y mujer. Por un parque estatal de vivienda en alquiler prohibiendo los desahucios. Modificar la aplicación del Derecho de Asilo y la protección a la migración. Denuncia y derogación del Concordado con la Santa Sede. Por una Banca Pública que democratice y controle los sectores estratégicos para rescatar a las personas y garantizar el Estado de Bienestar.(…) Condenamos las guerras y el terrorismo(…).  Defendemos el Derecho de los pueblos a la legítima autodeterminación por métodos pacíficos pero decimos no a los sectarismos separatistas, planteando como alternativa una unión voluntaria en una Federación Socialista de Nacionalidades y Pueblos, ejercido en Referéndum previa Reforma Constitucional, (…) como socialistas e internacionalistas, debemos defender la unidad de los trabajadores por encima de fronteras nacionales”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × tres =