“Estamos desarrollando políticas que dan respuestas a los retos del futuro”, ha asegurado la consellera de Agricultura, Medio ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural, Elena Cebrián, en un encuentro mantenido en Xàtiva este martes con la ciudadanía, en el que ha sido presentada por el alcalde de la ciudad, Roger Cerdà, y cantaor setabense Pep Gimeno El Botifarra.

Al hacer balance de los dos años de gobierno, Cebrián ha destacado una Ley de Estructuras Agrarias que da respuesta a las deficiencias estructurales de nuestra agricultura, a la rigidez del mercado de la tierra y a las dimensiones de las explotaciones. Con el Plan Director de Cooperativismo, “potenciamos un cooperativismo adaptado al siglo XXI”, ha añadido, y con el Plan de Fomento de la Producción Ecológica, el Consell responde a las necesidades y demandas de los agricultores y de los consumidores, se recupera un espacio en el que “los valencianos fuimos pioneros”, ha señalado.

La consellera de Agricultura ha asegurado que “estamos siendo reivindicativos con el diseño de la futura Política Agrícola Común europea para que refleje las características de la agricultura mediterránea y se garantice la reciprocidad en las relaciones comerciales”. Cebrián también ha puesto el acento en el esfuerzo hecho en sanidad vegetal frente las amenazas de plagas presentes y futuras, lo que ha permitido estar preparados para la detección y actuación inmediatas en el caso del brote de Xylella Fastidosa registrado en la Marina Baixa alicantina.

Asimismo “estamos cambiando muchas cosas en materia de residuos”, ha explicado, ante preguntas relativas a la macroplanta de Llanera de Ranes. “Vamos hacia plantas más pequeñas y próximas donde se generan los residuos, a la reorganización de los consorcios y a promover nuevas políticas de recogida selectiva de residuos” ha manifestado la consellera.

La vulnerabilidad del área mediterránea ante el cambio climático ha hecho necesario cambiar el discurso del agua, dejar detrás las guerras del agua y buscar soluciones integrales y combinadas a la escasez hídrica. También obliga a cambiar el paradigma de la gestión forestal y la lucha contra los incendios forestal, en un territorio donde casi el 60% de la superficie son bosques y el medio rural ha ido progresivamente despoblándose. “Hemos reenfocado la gestión forestal para que sirva como herramienta de prevención de incendios y recuperar la fuerza del bosque mediterráneo, facilitando discontinuidades tanto en especies como en espacios”, ha explicado.

La titular de Agricultura ha argumentado que “estamos poniendo las bases para hacer frente a los incendios del futuro, porque los que estamos sufriendo ahora están relacionados con todo lo que no se ha hecho en el pasado”. Por último, ha manifestado que en la estrategia contra el cambio climático en proceso de revisión, el modelo agroalimentario y la gestión forestal del medio natural ocupan un papel relevante, en cuanto a las competencias de la consejería, pero implica de forma transversal, ha añadido, a las políticas del Gobierno del Botánico, como lo demuestra la apuesta por las energías renovables y la movilidad sostenible requieren, ha subrayado, un cambio cultural importante.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 × 2 =