Poco han tardado los independientes de Ciudadanos en sumarse al cuñadismo ideológico del partido que les ha colocado al frente de las consejerías de la Junta de Andalucía. “Sin triunfalismos” pero apuntándose el tanto de la bajada del paro en Andalucía en casi tres puntos, la consejera Rocío Blanco ha ejercido su derecho a ser cuñada. Las políticas implementadas por el gobierno de Susana Díaz han logrado una bajada del desempleo, por encima de la media, pero es el gobierno del trifachito quien hace alarde de resultados.

Bien podían haber hecho una nota de prensa, como las que se hacían antes, con los datos sin más. Pero no, el cuñadismo ideológico es superior a sus fuerzas, deben aparecer y ponerse en la foto cuando los datos son positivos, aunque sean de otros. Eso mismo hizo Juan Manuel Moreno Bonilla hace unos días, y hoy repiten la estrategia. Ante buenos datos, aparecer en la noticia para que la población les asigne psicológicamente lo bueno a su gobierno. No han hecho nada aún, salvo bajar los impuestos a la clase dominante y preparar la bajada de salarios de los médicos, pero piensan recoger toda la buena política económica del PSOE. Ese mismo que no hace mucho tiempo era casi una cueva de ladrones, incapaces e inútiles para gestionar con eficiencia. Los datos derrumban la propaganda de Ciudadanos, pero eso no puede estropear una buena portada, ni la publicidad de decir que ellos, cual seres superiores, van a hacer más.

Así la consejera de Empleo ha expresado que “tenemos mucho por hacer y no descansaremos” además ha lamentado que Andalucía esté “por debajo de otras comunidades autónomas pese a su enorme potencial de talento, riqueza y oportunidades”. Una muestra del cuñadismo ideológico que es voluntarismo y a ver qué pasa. Si las cosas salen bien será gracias a ellos y ellas, y si salen mal la culpa siempre será del PSOE. Sin importar si es el de la Junta o el del Gobierno del Estado. Incluso los catalanes serán culpables cuando haga falta engañar un poco más.

Pero los datos son los datos y dicen lo siguiente. El descenso en Andalucía del paro trimestral fue especialmente intenso en el colectivo que busca su primer empleo (-48.500 parados, -10,92%), y en la agricultura (-27.000 parados, -22,13%), seguido por la construcción (-7.700 personas, -20,05%), y la industria (-4.100 parados, -14,80%). Por el contrario, creció en los servicios (23.400 desempleados más, 8,79%). En comparación con el mismo trimestre de año anterior, el paro bajó en todos los sectores: los que buscan su primer empleo (-17,59%), construcción (-16,35%), agricultura (-15,48%), industria (-10,94%) y servicios (-5,05%). En comparación con el mismo trimestre del año anterior, el paro bajó en todas las provincias: Almería (-29,61%), Córdoba (-18,40%), Málaga (-18,04%), Granada (-15,04%), Jaén (-12,39%), Cádiz (-9,57%), Sevilla (-4,49%) y Huelva (-3,23%).

La ocupación creció en Andalucía en el cuarto trimestre en la agricultura (32,17%), la industria (7,68%) y la construcción (6,13%), mientras que disminuyó en los servicios (-1,69%). Con respecto al cuarto trimestre de 2017, el número de ocupados se incrementó un 23,36% en la construcción, un 11,1% en la industria y un 2,57% en los servicios y bajó un -2,98% en la agricultura. Por sexos, y en relación al trimestre anterior, la ocupación creció un 1,98% entre los hombres y un 1,78% entre las mujeres. En relación con el mismo trimestre de 2017, se registró un incremento del 5,11% en los hombres y del 2,50% en las mujeres. En los últimos tres meses, seis provincias andaluzas consiguieron crear empleo, encabezadas por Almería (10,10%), seguida de Córdoba (3,91%), Jaén (3,49%), Huelva (3,11%), Sevilla (2,85%) y Málaga (1,07%). Por el contrario, la ocupación descendió en Cádiz (-4,24%) y Granada (-0,30%).

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 + uno =