El nivel de intelectual de las gentes que componen Vox nunca ha sido objeto de debate porque se entiende que muy alto no debe ser. Que en su cúpula estén tres o cuatro bien informados (sí no piensen que dicen las burradas sin pensarlas pues están muy bien estudiadas) no impedía pensar que el resto de la afiliación no iba más allá de repetir tres eslóganes, mucho “viva España” y ponerse un fachaleco. Gracias a un tuitero se ha podido demostrar que el analfabetismo funcional es más preocupante de lo que parece pues llegan a reconocer su total carencia de neuronas cerebrales.

Demókritos_21, que así se hace conocer el tuitero, contestó a un mensaje de Vox Vicálvaro donde salía Rocío Monasterio tocando la guitarra para que se duerman sus hijos. Más bien destrozando la guitarra en un intento de tocar el Romance, canción que se utiliza para enseñar a los novatos habitualmente, pero a mayor velocidad eso sí.  Las gentes del partido neofascista, haciendo más culto al líder que en los tiempos del PCUS con Stalin, dejaron por escrito: “A diferencia de Irene Montero, que duerme a los suyos con la Internacional cantada por La Pasionaria.! (sic)”. Ya la escritura de adoración de Monasterio dejaba entrever que muy lúcidos (o lúcidas) no son en Vox, porque podrían haber elegido infinidad de canciones y cantantes comunistas con canciones protesta o reivindicativas, pero su incultura en general (recuérdese que en los mítines de Vox suena Manolo Escobar), musical en particular, les lleva a estar cosas.

Demókritos, para molestar a los voxeros, escribió que “A los rojos nos encanta irnos a dormir con la Polla Records”. Algo que no sentó nada bien a los neofascistas de Vicálvaro que contestaron “Con Records seguro, lo otro no tenéis… Jijiji”. Haciendo alarde del macho español, que tiene miedo a ser sodomizado excepto si lo es en un confesionario, señaló a la persona de izquierdas como un eunuco y de ahí su carencia del bravío necesario para defender España como hacen los patriotas (con fachaleco y a caballo, según nos han enseñado en sus videos). A lo que Demókritos contestó: “tengo tantas pollas como tú neuronas” (queriendo señalar que las gentes de Vox tienen una y que hace juegos de eco en sus cerebros). Se debió envalentonar el voxero y como lo que leen no lo entienden por sus carencias formativas tan sólo se le ocurrió contestar lo siguiente: “O sea, ninguna jijiji”.

¿Incomprensión lectora o reconocimiento de carencia de neuronas? O ¿ambas a la vez y sin separar? Así es la gente que está detrás de Abascal y su alegre muchachada. ¿Quieren que personas así, a las que añadir todas las perversiones que se imaginan en la cúpula, gobiernen algo? Parecen incapaces de gobernarse a sí mismos como para dirigir un país.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciocho − 11 =