Desde esta semana el país valenciano cuenta con la Ley más moderna y avanzada de España para la Igualdad de las Personas Lesbianas, Gais, Trans, Bisexuales e Intersexuales (LGTBI) que garantiza la igualdad real y efectiva de todas las personas con independencia de su orientación sexual, identidad de género, expresión de género, desarrollo sexual o grupo familiar. La Ley ya está en vigor tras su publicación en el Diari Oficial de la Generalitat Valenciana (DOGV).

Se trata de una ley integral, que además de ampliar y garantizar derechos, protege a las personas, educa en igualdad, fomenta una sociedad mejor. Además constituye un instrumento para prevenir agresiones y corregir y erradicar cualquier discriminación por cuestiones de orientación sexual, identidad de género, expresión de género, desarrollo sexual o grupo familiar.

La ley valenciana para la igualdad LGTBI es la primera norma española que dedica un capítulo entero a la situación especial y diversa de las personas con variaciones intersexuales o con diferencias del desarrollo sexual, y que contempla la puesta en marcha de medidas específicas de apoyo a la visibilidad y la sensibilización social sobre la existencia de cuerpos no binarios.

El texto regula aspectos necesarios para hacerla efectiva en los diferentes ámbitos de la sociedad tales como el social, familiar, educativo, cultural, sanitario o laboral y de las diversas etapas de la vida, como la infancia, la juventud o las personas mayores.

Además, la ley realiza un reconocimiento al colectivo LGTBI y establece una serie de medidas de aplicación y seguimiento de la ley a través de mecanismos de participación.

Atención a las víctimas

Entre diversos aspectos la ley presta una atención integral a las personas víctimas de violencia por LGTBIfóbia, para lo que establece la elaboración de un protocolo específico y además, creará un servicio público de asesoramiento y apoyo para estas personas, que será extensivo también a sus familiares y allegados.

También determina que los municipios de más de 50.000 habitantes deberán contar con grupos especializados en la prevención de los delitos de odio, dentro de los cuerpos de la policía local.

Asimismo, la ley prohíbe el uso de métodos, programas o terapias de aversión destinados a modificar la orientación sexual, identidad o expresión de género de las personas y para ello establece que pueden llegar a considerarse como una infracción muy grave, lo que puede llevar aparejado sanciones de hasta 120.000 euros.

Atención sanitaria

En cuanto al sistema sanitario público, la norma recoge la promoción de programas y protocolos específicos para este colectivo, que den respuesta a las necesidades propias y en particular a la salud sexual y reproductiva de las personas LGTBI.

Del mismo modo, contempla la garantía del acceso a las técnicas de reproducción asistida en la sanidad pública a todas las personas con capacidad gestante o a sus parejas en condiciones de igualdad.

Igualmente, garantiza a las personas con variaciones intersexuales o con diferencias del desarrollo sexual, una atención psicosocial integral y adecuada a las necesidades médicas, psicológicas, jurídicas, sociales, laborales y culturales de estas personas. Por ello, existirán unidades de referencia específica, y se elaborará un itinerario individual de atención sanitaria integral.

Apoyo institucional

La norma también prevé la creación del Consejo Valenciano LGTBI para velar por el desarrollo de la ley, su seguimiento y evolución. Se trata de un espacio de participación ciudadana de carácter consultivo, y en el que estarán presentes tanto las administraciones competentes como asociaciones, organizaciones sindicales y personas expertas.

También incluye la creación del Espai de la Memòria LGTBI, que albergará archivos, registros y documentos de la historia de represión que ha vivido este colectivo, y donde se recuerde a las personas LGTBI que fueron perseguidas, torturadas y asesinadas.

Acciones en el ámbito educativo

Respecto a las acciones previstas en la ley en el ámbito educativo, se incorpora el tratamiento de la diversidad sexual, familiar, de género y del desarrollo sexual en la normativa reguladora del sistema educativo.

Así, entre otros aspectos, contiene en los currículos reglados contenidos referentes a estas cuestiones y los protocolos de prevención, acompañamiento e intervención ante casos de acoso o violencia, cuando sean por causa de LGTBIfóbia, incluirá materiales específicos.

Las familias LGTBI

En cuanto a las familias LGTBI, la ley también protege a los hijos e hijas así como a las niñas y niños en acogimiento por personas del colectivo LGTBI, para evitar las situaciones de discriminación que puedan sufrir por este hecho.

Por otra parte, se establecen medidas de apoyo específicas a niñas, niños, adolescentes y jóvenes LGTBI y se considera violencia familiar aquella que sufran por el hecho de pertenecer a este colectivo en dicho ámbito.

Una norma que es uno de los compromisos adquiridos al inicio de la legislatura del Consell y garantiza la libertad y la igualdad de unas personas históricamente discriminadas, repara injusticias, amplía derechos y consolida los avances de la sociedad.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos × uno =