Inculto. El candidato del PP es un inculto, otros dirían que un indocumentado, que demuestra que no ha podido pasar por la Universidad sin algún tipo de ayuda como ha afirmado una juez en Madrid. Se puede no saber dónde está Babia, bueno Pablo Casado sí lo sabe porque aparenta estar allí continuamente, pero si vas a alguna ciudad, y más cuando vas a denunciar algo que te parece mal, lo mínimo es saber a qué provincia vas a ir. Pues no, al presidente del PP le da lo mismo y suelta con suficiencia, con cara dura, que Getxo está en Guipúzcoa. Ni idea que es una ciudad vizcaína, más cerca de Cantabria que de la otra provincia vasca, por cierto.

España no puede tener un presidente del Gobierno así. El PP no merece un candidato que es un verdadero inculto, que cada vez que habla miente y suelta memeces. Un tipo así no puede ser el descendiente de Cánovas del Castillo, ni de Donoso Cortés, ni de Vázquez de Mella, ni de Ortega y Gasset, ni de Fraga incluso. Un niño pijo amancebado en las ubres del aparato del PP que demuestra día a día que es un incapaz completo para dirigir algo que suponga un riesgo para las vidas humanas. Albert Rivera puede ser un cuñado y no estar muy ducho en materia ideológica, pero no llega al nivel de desfachatez intelectual de este hombre, incluso se permite mofarse de él. Ya dijo el editor de Diario 16, Manuel Domínguez Moreno, que con sus torpezas había bajado al “espacio de su descrédito”, pero no saber geografía mínimamente incapacita para gobernar. ¿Imaginan que el tren extremeño acabe llegando a Salamanca? Normal que hable del Tajo y el Ebro con ese desparpajo, ni idea tiene de que son ríos con un recorrido determinado.

Tras insultar a los andaluces, a los que calificó como ciudadanos de peor condición, ahora demuestra que sólo le queda el odio como arma política. Acude al País Vasco, que esperemos sepa que está en el norte peninsular, a hablar de terrorismo, cuando todo el mundo sabe que ya ha desaparecido, a inocular odio, a buscar que vuelvan los terroristas pareciera. Para suerte de los vascos como no sabe geografía no pide que la Corona de Castilla recupere la provincia ya que no sabría identificarla y menos sabe dónde están sus ciudades. El problema es que un ser así, incapacitado a priori, puede llegar a gobernar un país con más de cuarenta millones de habitantes. Millones de víctimas propiciatorias de una mente plana. Un peligro que ni en el PP se hayan pensado el cargárselo. Y lo peor es que los medios de la caverna todavía le disculparán.

Por cierto hablando de medios, Casado ha tenido que rendir pleitesía a quien tanto les ha apoyado y beneficiado con sus programas basura y con la manipulación de las noticias como Maurizio Carlotti (Tele 5 y Antena 3). Hizo bien su trabajo contra Felipe González y ahora ha fomentado lo que todos ustedes conocen (neofascismo y derecha hasta en la sopa). Pues ahí le tienen a Casado besando los pies del establishment de forma rastrera. Cuando hablamos de casta, de alianza con la clase dominante, del poder del establishment, recuerden ese peloteo del presidente pepero y verán que, no sólo por incultura e incapacidad, sino porque están claramente al servicio de los poderosos por los que no puede estar al frente del país.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Trece − cinco =