Quienes están en lo interno de los clubes madrileños, quienes cubren la información de Real Madrid y Atlético de Madrid saben y, en algunos casos, callan lo que es evidente a todas luces: Florentino Pérez se ha cansado de Zinedine Zidane y quiere frenar al Atlético de Madrid señalando a su verdadero pilar el entrenador Diego Pablo Simeone. Ambos entrenadores son parte de la historia de los equipos y por ello hay que trabajarlo con paciencia y generando un caldo de cultivo propicio para que los aficionados, en concreto los más anuentes a la manipulación informativa, acaben empujando a los demás a pedir la cabeza de sus misters.

Comenzando por el entrenador del Real Madrid hay que decir que la campaña contra él comenzó hace dos meses. Un conflicto por el no fichaje de Paul Pogba, la incapacidad del entrenador para dar la baja a pesos pesados señalados y un comienzo irregular ha sido el detonante. Al comienzo fueron críticas soterradas sobre el juego, pero como los resultados acompañaron, salvo algún tropiezo en Champions, la cuestión no ha pasado de críticas, unas más despiadadas que otras. Ahora el emperador del Real Madrid ha mandado a sus huestes contra el Zidane para que caiga cuanto antes mejor. Recrudecer las críticas y hacer ver que podría llegar José Mourinho para poner al Bernabéu y el resto de aficionados en su contra. Aunque debería darse cuenta que ya el capitán Sergio Ramos le ha enviado un aviso directo al defender públicamente a su entrenador.

El epicentro de la crítica se sitúa en dos espacios completamente entregados a Pérez: OkDiario y El Chiringuito. Es conocido que tanto Eduardo Inda como Josep Pedrerol son los “portavoces” oficiosos del presidente de ACS y que lo que ellos digan viene a ser como la transmisión de la voluntad de aquel (¿conocen algún medio que tenga publicidad de Clece, empresa dentro del grupo ACS?). Tanto desde el programa nocturno, al que acude Inda de vez en cuando, como por prolongación en los grandes diarios deportivos madrileños se está elevando el tono contra Zidane desde todos los puntos de vista posibles. Un entrenador incapaz de manejar el vestuario; un equipo que no entrena; carencias en lo estratégico; no se prepara los partidos; no tiene valor para sentar a las vacas sagradas, etcétera. Dentro de poco le criticarán que se afeite la cabeza y no se deje una melena a lo Pirri para ser más madridista. Los deseos de Florentino son órdenes para toda la troupe de tertulianos bajo su mando y sólo han dejado de criticarle cuando empató con el Atlético y porque el enemigo impedía criticarle.

Odio al Atlético de Madrid.

La misma táctica que están empleando con Zidane la utilizan con Simeone. Florentino, como es conocido ampliamente, tiene enemistad deportiva con el FC Barcelona pero al Atlético de Madrid le tiene verdadero odio. Le sentó fatal perder de goleada durante la pretemporada. Esos siete goles los lleva clavados dentro de sí. En las dos últimas temporadas, además, los rojiblancos les han superado en liga y ganado la supercopa de Europa (ese trofeo que cuando lo gana otros es un torneo veraniego y cuando lo ganan los blancos es lo máximo) y esto lo lleva muy mal Florentino. Quiere acabar con el Atlético atacando a su mayor pilar deportivo, su entrenador; el que ha conseguido la mejor racha deportiva de su historia en liga, en Champions y en títulos deportivos. Ese entrenador que ha revitalizado a numerosos jugadores y ha creado un sentimiento rojiblanco de unidad que ahora quieren destruir.

Desde hace un mes, aproximadamente, las huestes no dejan de criticar todo lo que hace Simeone. Curioso el caso de Pedrerol porque jamás ha dedicado más de dos minutos a los rojiblancos en su programa, como mucho al finalizar el programa cuando ya no le ven ni los suyos. Ahora todos los días, especialmente cuando juega en el Metropolitano, salen con críticas al juego, sacan a aficionados seleccionados como hacen en el Bernabéu y aumentan los pitos que se puedan haber producido y que han sido alimentados por ellos. Si ustedes viesen sus últimos programas sólo verán críticas a Zidane y Simeone, pero no se percatan de sus propias críticas que entran en contradicción con alabanzas de pocos días atrás.

Dicen que el Atlético juega mal, lo que es casi evidente, pero es curioso que eso lo alaben en la victoria pírrica del Real Madrid en Sevilla y el empate con el Atlético. Se felicitaban porque Zidane había hecho gala de cholismo en esos encuentros pero critican al Cholo por ser el Cholo. Seguro que aun leyendo estas líneas ni se darían cuenta de su error. Luego está, como pueden ver en el tuit adjunto, la manipulación de los hechos. Dice Pedrerol que las gentes que están coreando el cántico de “Ole, ole, ole Cholo Simeone” lo hacen porque los aficionados de la Champions no son los mismos que los de la liga. ¡Lástima no haber recogido más críticos! Pero la verdad es que al Metropolitano acuden los mismos a Champions y Liga porque el Atlético, como el Real ahora, tienen abonos europeos que cubren ambas competiciones. Dice eso Pedrerol porque está acostumbrado a lo que pasaba hace tiempo en el Bernabéu y que no ha pasado ni en el Calderón, ni en el Metropolitano. Pero hay que manipular la realidad para que el jefe superior esté contento y cargarse a Simeone. Y la otra es para que vuelvan a la facultad, no hace mucho calificaban a jugadores que están en el equipo rojiblanco como excelente clase media en su equipo (léase Morata) y hoy les exigen como si fuesen la creme de la creme.

Así es como Florentino intenta acabar con los entrenadores de los dos equipos madrileños. Uno porque se ha enfadado con él y otro porque odia a ese equipo. No hace mucho decía Javier Clemente que criticaban al Cholo Simeone porque su equipo molestaba. Y parece que sí.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

17 − 5 =