En un manifiesto enviado a los medios de comunicación, el Foro de Abogados y Abogadas de Izquierdas (FAI-RADE) manifiesta que se suma a la movilización convocada para el próximo jueves, 19 de abril, por la Red de Abogados de España en consonancia con el inicio de las otras movilizaciones de jueces y fiscales. Se llama a una serie de concentraciones para dicho día a las 12:00 hrs. en las principales sedes judiciales del país. Las reivindicaciones más importantes que afectan al modelo de Justicia son: la necesidad de una Justicia independiente, dotada de medios, accesible, eficaz y cercana.

Para que la Justicia funcione es necesario que se materialicen unas condiciones dignas para la abogacía. Así se reivindica la necesidad de un Turno de Oficio que garantice pagos regulares y una financiación suficiente para hacer realidad un sistema de justicia gratuita. Igualmente es fundamental la implantación de medidas de conciliación profesional para los abogados y abogadas. Dichas medidas que se reivindican se sustancian en: “La igualdad tiene que ser garantizada, entre otras, mediante el desarrollo de instrumentos y estructuras que permitan la conciliación de la vida personal y familiar con la vida laboral, en evitación de una necesaria pero mera situación de igual en el plano formal; creando un escenario jurídico y social en el que la corresponsabilidad entre hombres y mujeres sea una posibilidad real y se modifiquen los roles tradicionales de unos y otras dentro de la familia y el hogar y respecto de la actividad profesional”.

Desde el Foro de Abogados y Abogadas de Izquierdas consideramos que estamos ante un momento crucial que requiere la movilización de la mayoría social para rescatar una justicia al servicio de la ciudadanía. Así mismo, la reforma de la Ley debe “conseguir una efectiva conciliación de la vida laboral, personal y familiar pasa por empoderar el derecho fundamental y valor superior de la igualdad de manera real, con desarrollos normativos como el que se propone aquí, superando de esta manera la incongruencia de nuestra realidad social y laboral en la que la igualdad formal conseguida con el acceso al mercado laboral de la mujer ha quedado configurada en falso con la sobrecarga a las mujeres de una actividad profesional que con frecuencia se suma a unas tareas del hogar asumidas en solitario o en un porcentaje muy superior al que asumen los hombres y, por tanto, desigual”.

En este escenario una reciente encuesta encargada por el Consejo General de la Abogacía Española revela que el 72% de los abogados y abogadas encuestadas consideran mejorables los medios disponibles para compaginar la vida personal, familiar y laboral; muy especialmente en lo que respecta a legislación, flexibilidad horaria y permisos de maternidad y paternidad. La solución a la precaria situación en que se encuentran los letrados y letradas que ejercen su profesión como profesionales adscritos al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos o como adscritos a la Mutualidad de la Abogacía, pasa por instar una reforma de la Ley de Enjuiciamiento Civil que materialice los siguientes objetivos:

1.- Proteger a las abogadas durante el embarazo, garantizando que no sufran esperas interminables para celebrar las vistas de los procedimientos en que hayan de intervenir y protegiendo su descanso y bienestar.

2.- Garantizar los derechos de las abogadas tras el parto, garantizando que puedan recuperarse del mismo sin poner en peligro la viabilidad de sus despachos profesionales.

3.- Garantizar los derechos de los hijos de abogadas, facilitando la lactancia en todo caso durante los primeros seis meses de vida.

4.- Garantizar los derechos de los hijos de abogados o abogadas asegurando que, producido el hecho del parto, la adopción o acogimiento, dispongan de un tiempo prudencial para estar en su compañía.

5.- Facilitar que abogados y abogadas puedan colaborar en el cuidado de sus hijos y otros familiares a cargo; así como involucrarse en el día a día de sus hijos, creando así un ambiente favorable a la corresponsabilidad en el desempeño de las tareas del hogar y de la crianza de los hijos.

6.- Garantizar que abogados y abogadas dispongan de tiempo de ocio y períodos de descanso, inherentes al trabajo según la normativa internacional y nacional y sin que deba diferenciarse entre trabajo por cuenta ajena y propia a este respecto.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco × cinco =