El presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, es un auténtico forofo del Atlético de Madrid. Sufridor de cuna, aunque lo que tiene en el PP igual le da más quebraderos de cabeza. Y si el miércoles no pudo viajar a Lyon por tener la sesión de investidura al día siguiente, ayer no quiso perderse la fiesta del equipo de sus amores.

La Real Casa de Correos se ha teñido así de rojiblanco, en una jornada festiva, donde jugadores y jugadoras de este equipo han querido ofrecer sus trofeos a todos los madrileños. El Atlético de Madrid Femenino ha conseguido, por segunda vez en su historia, ganar la Liga Femenina. Por su parte, los de Diego Pablo Simeone han logrado traerse a Madrid su tercera Liga Europa, tras las ganadas en el 2010 y 2012.

Nada mejor para el recién elegido presidente de Madrid que este primer acto con el Atlético de Madrid. Ya habrá tiempo para que Florentinos y demás madridistas puedan acudir a Sol. Pero hoy al presidente le ha hecho especial ilusión recibir a las gentes de su equipo. Sólo hay que ver las caras de felicidad del presidente, los jugadores y jugadoras y el presidente del Atlético de Madrid, Enrique Cerezo. La puerta del Sol ha sido rojiblanca desde la presidencia hasta las buenas gentes que allí se han congregado.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro × 4 =