La comunidad internacional no es ajena al proceso independentista propuesto desde la Generalitat, así como los inversores en Cataluña desde otros países del mundo. Alemania y Francia han invocado el marco constitucional de España en las últimas horas. La mirada internacional se encuentra igualmente en los procesos abiertos desde la Fiscalía General del Estado, y querellas admitidas a trámite por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), con investigaciones apuntando a la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, y a Carles Puigdemont, acusado de prevaricación, desobediencia y malversación.

Aún así, el presidente de la Generalitat ha admitido que “seguirán hasta el final para que el 1 de Octubre se celebre un referéndum en Cataluña”, y ha asegurado que “el Govern no fallará, aunque desde el Gobierno y las instituciones del Estado se intente boicotear el 1-O”. Puigdemont ha lamentado en su discurso en el Consell Nacional del PdeCat que la Guardia Civil haya entrado en la sede del semanario local de Valls, El Vallenc, -así como el regreso de la Benemérita a otro registro a la imprenta de Constantí-, en busca de papeletas para el referéndum, ante la sospecha de que este medio estuviera imprimiendo las citadas papeletas.

Alemania pide que se respete la legalidad y la Constitución española para mantener la estabilidad política. El portavoz del Gobierno alemán, Stefen Seibert, ha declarado que “el Ejecutivo alemán tiene gran interés en que la estabilidad política de España se mantenga, por eso es importante que le la legalidad sea respetada por todos, y por supuesto la Constitución española”. El portavoz de la canciller alemana, Ángela Merkel, dijo que no tiene constancia ninguna de que el Gobierno catalán haya contactado con Berlín para dar explicaciones sobre el referéndum 1-O.

Francia ha invocado el marco constitucional español y la cooperación excepcional en seguridad interior entre ambos países en su defensa de “una España fuerte y unida”. El Gobierno francés afirma que la cuestión territorial corresponde a la política interior española. Requerido por el diario El País, el Ministerio francés de Europa y Asuntos Exteriores reaccionó a la convocatoria del referéndum independentista en Cataluña recordando que “se trata de un asunto interno, subrayando la estrecha relación entre ambos países y llamando a la unidad para relanzar el proyecto europeo”.

Por su parte, Mariano Rajoy, ha mostrado su apoyo a los alcaldes catalanes de cara al 1-O, un referéndum que “considera desacreditado en Europa”. El PSOE también arropa a los concejales que se han negado a ceder espacios municipales para el referéndum independentista.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × tres =