Tal y como adelantamos en Diario16, la situación de Duro Felguera sólo tiene una salida y, precisamente, no pasa por las soluciones aportadas por Miguel Zorita. Mientras el presidente Ángel del Valle está buscando una solución real a la compañía asturiana para, a través de esas soluciones, poder mantener los más de 2000 puestos de trabajo, Miguel Zorita…, ¿qué ha hecho hasta ahora? ¿Qué soluciones ha aportado para que, de quien dice tener la confianza, dé una salida realista a la situación de Duro? Miguel Zorita no ha hecho nada más que poner trabas que no hacen más que beneficiar a quien él dice que le ha puesto como asesor de la empresa asturiana y la estrategia para que, finalmente, Duro Felguera sea troceada y malvendida a fondos buitre o multinacionales financieras que, además, son los principales accionistas de la banca española y del IBEX35.

La agenda de Ángel del Valle contrasta con la de Miguel Zorita, quien, supuestamente, cuenta con la confianza y el beneplácito de la banca. Al menos eso es de lo que él presume y, cada día, extraña más a propios y ajenos. El intermediario liquidador valenciano, en los 4 meses que lleva en Duro Felguera no ha hecho nada que vaya encaminado a la reestructuración de la compañía asturiana, más bien al contrario. Según informaciones recibidas por Diario16 de fuentes de extremada solvencia, el equipo de Zorita pudiera estar bloqueando el pago de determinadas deudas que tienen algunos países con Duro Felguera para que se abonen pasado el 30 de septiembre, fecha clave para el futuro de la empresa asturiana.

Llegado ese día, y en el caso de que la banca no reestructurara la deuda, sería el momento en el que pedirle explicaciones a Zorita. Si le puso la banca, ¿quién lo impuso? La responsabilidad no sería de la actual directiva ni de su presidente sino de quienes tomaron la decisión de incluir a un personaje como Zorita, con su currículo de fracasos a cuestas, para arreglar los problemas de una empresa saneada.

Trabajadores consultados por Diario16 nos han trasladado su preocupación por que Miguel Zorita siga «asesorando» a Duro Felguera y siga «negociando» con la banca a la que él dice representar. Sus puestos de trabajo están en juego. Por esta razón, van a solicitar a sus representantes sindicales para que, en las reuniones que próximamente mantendrán con Ángel del Valle, le exijan el inminente despido de Zorita quien, por cierto, tiene una remuneración .

Otro aspecto que preocupa de Miguel Zorita son sus relaciones empresariales con fondos y empresarios con relaciones en países como Luxemburgo, Suiza, Malta, Panamá o el estado de Delaware (USA). También tiene un historial preocupante para el futuro de Duro Felguera y de los más de 2.000 empleos de la compañía: además de su paso por el Grupo San José, las relaciones de Zorita con Martin Gruschka, el empresario que ya ha hundido a Unipapel o a la cadena de electrodomésticos Miró. ¿Por qué la empresa luxemburguesa Engineering Solutions Sarl (ESS) le cedió un porcentaje de las acciones de Daorje a una empresa de Miguel Zorita, en concreto, a Zima Equity Investments?

Por otro lado, Duro Felguera, y su presidente, tendrían que denunciar la imposición de Zorita por parte de la banca —en el caso de que así fuera—, y, de cualquier manera, despedirle, tal y como piden los trabajadores, porque en estos cuatro meses no ha hecho más que conspirar y llevar a la empresa a una situación peor de como la encontró. No sería una decisión extraña sino, más bien, lógica puesto que es lo que se hace con cualquier ejecutivo que no cumple con los objetivos marcados. Zorita, desde luego, no ha cumplido nada de lo que prometió…, una vez más. En referencia a esto, nada se ha sabido del fondo ByBrook. Si Zorita fue impuesto por la banca tras la aceptación de un plan de viabilidad del valenciano, al igual que ocurrió con Jacinto del Rey en el Grupo San José y del que Zorita tuvo que salir a los dos años tras llevar a la multinacional inmobiliaria a una situación peor de la que llegó, los bancos tendrían la obligación de apoyar a Duro Felguera con la refinanciación de su deuda, al menos, durante un año, para, en primer lugar, recibir el cobro de las deudas que diferentes países tienen con la empresa asturiana que está previsto para 2018; en segundo lugar, apoyar los proyectos que Del Valle tiene en cartera, precisamente, para salvar el futuro tanto de la empresa como del sector industrial del propio Principado de Asturias, y, en tercer lugar, y fundamental, para quitar cualquier sobra de duda sobre la implicación de la banca en la imposición de Miguel Zorita y sus relaciones con este oscuro personaje. Digno de reseñar sería manifestar, que, según ha podido conocer este medio, para la ejecución de estos proyectos no va a ser necesaria la implicación de los actuales bancos acreedores.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

20 − 5 =