“Se pilla antes a un mentiroso que a un cojo” dice el refrán y parece que esta máxima del saber popular se cumple en el caso de Gabriel Amat y la Residencia Asistida. En el Pleno monográfico dedicado al tema el PP se ha dedicado a la amenaza barriobajera a la oposición, a la interpretación de la democracia como un “ordeno y mando” y a eludir cualquier referencia a la propia situación de la Residencia. Demuestra Amat y todo el PP de Almería que la situación de las personas allí ingresadas no les importa, no dan ingresos urbanísticos y son una carga. La piedad cristiana, de esos mismos que se dan golpes y flagelan los domingos cuando acuden a misa, y que dicen profesar cuando hay que subvencionar con 200.000 euros a unas monjas, no aparece cuando se trata de personas que, por desgracia, ya no se valen por sí mismas.

Desde el PSOE, Juan Antonio Lorenzo ha recriminado a Amat por convocar el Pleno a las ocho de la mañana, “de un día para otro, casi con nocturnidad y con la clara intención de que los familiares de los residentes o los representantes sindicales de los trabajadores no pudieran acudir a una sesión plenaria que pretendía ser aclaratoria y en la que también esperábamos transparencia”. Desde Izquierda Unida lamentan que el equipo de Amat, el PP más conservador de Andalucía, utilicen la Diputación para “montar circos, charangas y amenazas para ocultar los hechos, sus tremendos recortes en usuarios”.

Paradójicamente desde el PSOE se quejan que en vez de “explicaciones, hemos recibido amenazas”. Lorenzo ha lamentado que el equipo de Gobierno del PP haya intentado “amedrentar” al PSOE con ir a los tribunales por instar, en uno de los puntos del pleno, a que el equipo de gobierno revoque el acuerdo por el que renunció a 47 plazas de la residencia asistida, del total de 167 que tenía concertadas con la Junta de Andalucía. “Esperaba explicaciones de lo que ha ocurrido con la residencia y no amenazas”, insistía Lorenzo, quien, a la par, recordaba que “la intención del PSOE era que el PP aclarase a la opinión pública cuál es la situación  actual y futura de la residencia asistida; un hecho que, lamentablemente, no ha ocurrido”.

Desde IU ya no creen al PP, ni a Amat, ni a Ángel Escobar. Denuncian los constantes bandazos que llevan haciendo en el tema de la Residencia Asistida: “Hoy la cierro, mañana la traslado, la culpa es de la Junta, es un gasto desmedido, somos los mejores, bla, bla, bla…”. Y lo peor de todo, no es que les mientan, pues tratándose de Amat y el PP de Andalucía es algo casi connatural, sino que además tienen que aguantar los “numeritos de distracción” que al final acaban en una “mezcla de charanga y amenazas”. Aunque cuando llegan los responsables de la Junta bien que doblan el lomo haciendo numerosas genuflexiones al traer las subvenciones en la mano. Subvenciones que acaban dedicándose a saber qué. Porque la Residencia tiene cerradas dos unidades y sin visos de reforma, salvo chapa y pintura.

Para Lorenzo, “en este Pleno ha quedado constatado que el PP ha estado mintiendo a las familias, a los residentes y a todo el mundo” con respecto a la puesta en marcha de las obras para la mejora de la residencia asistida y al mantenimiento de todas las plazas concertadas. “Sus palabras les delatan y sus hechos también, porque al fin y al cabo lo que han hecho ustedes es renunciar a 47 plazas y hacer la residencia más pequeña”, ha señalado el portavoz socialista. Algo que ya se temían las familias de los residentes, como se contó en estas mismas páginas.

El riesgo bacteriológico (legionella) no se sabe dónde apareció, ni si sigue allí o se ha evitado. Algo que sigue preocupando a las familias, las cuales ya no aguantan más los rodeos de Escobar y que están dispuestas, si no se les presentan números y proyectos escritos, a emprender todas las acciones reivindicativas  necesarias. Entienden que con sus familiares no se juega, que ya han aguantado mucho y han tenido mucha paciencia con la Diputación. Hasta la fecha nadie sabe por qué están cerradas las dos unidades, si es por problemas bacteriológicos, o estructurales, o porque la quieren cerrar y pegar un pelotazo urbanístico.

Por estos motivos, y otros muchos más, los socialistas han decidido pedir la dimisión del diputado de Bienestar Social, por segunda ocasión. “A pesar de que hoy era el día en el que podía explicarse y dar todo tipo de detalles, Escobar se ha limitado a defender lo indefendible: su nefasta gestión como máximo responsable de la Residencia Asistida”, ha expresado el portavoz socialista. Quien además ha dejado claro que el diputado Escobar “ha puesto en riesgo a trabajadores y residentes, nos ha mentido en relación al proyecto que se iba a poner en marcha y, consecuentemente, una persona que miente en una institución pública no puede seguir ni un minuto más en su cargo”.

“No es fiable lo que dicen, porque luego no lo cumplen. El caso claro, empírico y real es que la residencia hoy tiene 47 plazas concertadas menos, y ustedes no nos dan ninguna explicación”, ha asegurado Lorenzo en alusión a la falta de transparencia del equipo de Gobierno del PP. “Han tenido la oportunidad de darlas, de despejar el futuro de la residencia y de decir si vamos a recuperar esas plazas y cuándo, pero no lo han hecho”, ha finalizado el socialista. Hermetismo total con la Residencia Asist

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

14 + 9 =