El presidente del Gobierno regional, Emiliano García-Page, ha asegurado este miércoles en Burgos que las “dos Castillas somos ahora autonomías sobre todo no para ser más pero tampoco ser menos”, subrayando que, a pesar de que ambas han protagonizado “buena parte de la historia de España” a modo de “columna vertebral”, no es intención de ninguna de ellas “arrojar ningún tipo heraldo, ni escudo, ni blasón, ni bandera a nadie” sino “para decir que nos sentimos tan importantes en nuestra cultura porque es la de todos los españoles”.

Así lo ha subrayado el presidente regional durante la inauguración de la exposición aTempora. Seis mil años de cerámica en Castilla-La Mancha, que se ha celebrado este miércoles en el Palacio de Congresos Fórum Evolución de Burgos; un acto en el que también han participado el presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera; el arzobispo de Burgos, Fidel Herráez; la consejera de Fomento, Agustina García Élez; el presidente ejecutivo de la Fundación VIII Centenario de la Catedral de Burgos. 2021, Antonio Miguel Méndez Pozo; el alcalde de Talavera de la Reina, Jaime Ramos; y el alcalde de Burgos, Javier Lacalle.

El presidente de Castilla-La Mancha ha recalcado que la experiencia de esta muestra hace que se sienta “animado a colaborar” con Castilla y León, cuyo presidente, Juan Vicente Herrera, también ha subrayado la coincidencia de ambas autonomías en “nuestro radical compromiso con la Constitución” y en la defensa de un modelo autonómico en el que “no hay que abdicar”, ni propiciar “ninguna marcha atrás o recentralizar nada”.

Herrera ha recalcado que “se construye colaborando” y “cooperando”, no creando “nuevas fronteras artificiales o dificultades para los españoles de una u otra comunidad o región”, entendimiento que, ha recalcado, vienen fomentando Castila y León y Castilla-La Mancha “desde hace muchos años”. En este sentido, se ha referido al protocolo que permite prestar atención sanitaria a los ciudadanos del Valle del Tiétar en Castilla-La Mancha, entre otros servicios, o los “documentos” firmados en Zaragoza junto a otras comunidades autónomas en “materias no menores” como la financiación autonómica, o el propio caso de la exposición que se ha inaugurado este miércoles en Burgos.

“La industria cultural es determinante en un país como el nuestro”

En esta misma línea, el presidente de Castilla-La Mancha ha abogado por seguir implementando el binomio cultura y turismo, para fomentar la creación de empleo y riqueza en la región, destacando la buena marcha de los datos registrados durante los meses de enero y febrero por el turismo chino.

Atendiendo a los registrados hasta el segundo mes de este año, China aparece como primer mercado emisor extranjero entre la demanda de alojamientos hoteleros de Castilla-La Mancha, con un 12,9% de cuota de demanda extranjera y un crecimiento del 47,8% respecto a enero-febrero de 2018.

“La industria cultural es determinante en un país como el nuestro”, ha defendido García-Page, para quien “esto hace muy útil que mezclemos la defensa del patrimonio y la reivindicación de la cultura con rentabilidad”, ya que, al mismo tiempo, “es la mejor manera de mantener y sacar rendimiento a una inversión que le cuesta mucho a los impuestos públicos”.

aTempora. Seis mil años de cerámica en Castilla-La Mancha

La exposición aTempora. Seis mil años de cerámica en Castilla-La Mancha supone un repaso a lo largo de la historia en la que destaca la etapa de mayor esplendor de la cerámica de Talavera y Puente del Arzobispo, de los siglos XVI a XIX.

Su itinerancia en Burgos se debe al acuerdo de colaboración suscrito en octubre de 2018 entre el Gobierno regional, a través de la Fundación Impulsa, y la Fundación VIII Centenario de la Catedral. Burgos 2021.

aTempora. Seis mil años de cerámica en Castilla-La Mancha, que durante su exhibición en Talavera de la Reina (Toledo) ha superado las 105.000 visitas, llega Burgos con unas 600 obras de las 900 que conformaban la exposición original y permanecerá abierta al público en el Palacio de Congresos Fórum Evolución hasta el próximo mes de octubre.

La muestra se encuentra estructurada en siete secciones. La primera de ellas abarca desde el Neolítico a la Edad de Hierro, mientras que la segunda y tercera se centran en las producciones de los pueblos prerromanos hasta la época visigótica y la cerámica medieval, respectivamente.

La cuarta sección que se expondrá en el Fórum Evolución de Burgos trata el período comprendido entre la producción mudéjar y el siglo XIX, mientras que otra de ellas se dedica, en exclusiva, a la cerámica de Talavera de la Reina y Puente del Arzobispo, dejando las dos últimas al período del renacimiento de la cerámica talaverana en 1908 y la primera mitad del siglo XX.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × tres =