El coordinador federal de Izquierda Unida y portavoz adjunto de Unidas Podemos, Alberto Garzón, ha considerado “imperioso” que se aborde “la derogación de la reforma laboral” en vigor que impuso el anterior Gobierno del PP en 2012 y ha advertido a la dirección socialista que “no mire hacia otro lado” porque la mayoría de la “base social que votó al PSOE” en las últimas elecciones está de acuerdo con ello.

Garzón hizo estas declaraciones en los pasillos del Congreso tras encabezar la reunión mantenida por Unidas Podemos con responsables de la dirección del sindicato Unión Sindical Obrera (USO) entre los que estaba su secretario general, Joaquín Pérez da Silva, y a la que asistieron, entre otros/s, los/as también diputados/as del grupo Rafa Mayoral y Yolanda Díaz.

“Es imperioso -insistió el máximo responsable de IU- abordar la derogación de la reforma laboral del PP”, pero “también la anterior” del PSOE, ya que ambas “han facilitado el incremento de la explotación y de la precariedad, y no pueden ser parte del futuro del país”.

A preguntas de los/as periodistas sobre las reticencias de la ministra de Economía en funciones, Nadia Calviño, para acabar por completo con la reforma laboral de los ‘populares’ argumentó que “la base social que votó al PSOE estaría probablemente más cerca de nuestra posición que de la de Calviño”.

Alberto Garzón lamentó profundamente la “inactividad” demostrada por el Gobierno socialista en materia laboral y “no sólo ahora, sino desde la moción de censura”, por lo que destacó que un futuro gobierno de coalición es “perfectamente legítimo” para abordar estos cambios.

Recordó que para poder conseguir cosas de este calado “la política también es ceder”, pero entendiendo que “el ámbito laboral es central” porque “articula los ingresos de las familias trabajadoras y sus condiciones de vida”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diez − 4 =