Parece que el cambio de gobierno no se ha notado en algunos aspectos y se sigue la tradición maligna del PP, responder poco y no a lo que se pregunta. En esta tesitura se ha encontrado la senadora de Unidos Podemos (Izquierda Unida) con sus preguntas sobre lo acaecido en la huelga de Amazon. El gobierno del PSOE no sólo se ha ido por las ramas sino que ha dejado numerosas cuestiones sin responder, algo a lo que estaban acostumbrados los senadores y senadoras de la coalición de izquierdas y que esperaban cambiase con el nuevo gobierno. Pues no. Incluso en algunas ocasiones es peor por las respuestas dadas que no hacen alusión a lo preguntado.

La senadora Angustia, tras hacer una introducción sobre lo que aconteció en el almacén logístico de Amazon en San Fernando de Henares, para que no cupiesen dudas sobre el tema que se estaba tratando, realizó una serie de preguntas claras y concisas en defensa de la clase trabajadora y el derecho a huelga de la misma. Ha hecho constar la senadora que hubo cargas policiales inapropiadas y en todo sentido fuera de lugar, y que la empresa contrató personal para esos días y así tumbar la huelga que el 80% de los trabajadores y trabajadoras habían apoyado. Todo ello para reclamar un convenio colectivo que recogiese sus demandas en seguridad laboral, turnos y enfermedades laborales.

Así la senadora preguntó: “Según la información del Gobierno de España, ¿cuáles han sido los motivos concretos para imputar delitos de desorden público y atentado contra la autoridad a las dos personas detenidas?”.  La respuesta del Gobierno, que ya ejercía en julio de 2018, ha sido muy escueta. Tan escueta que no ha respondido el porqué de las cargas policiales y la imputación de delitos a dos trabajadores que estaban ejerciendo su derecho constitucional a la huelga. En este sentido también preguntó: “Según la información del Gobierno de España, ¿por qué razón la Unidad de Intervención Policial (UIP) cargó desproporcionadamente contra un piquete pacífico de trabajadoras y trabajadores de Amazon en huelga?”. Y la respuesta ha sido igualmente contundente… Ninguna respuesta como respuesta ante una agresión a la clase trabajadora con numerosas personas heridas.

Vayamos a las partes que ha intentado contestar el gobierno del PSOE. Vanessa Angustia preguntó también por las cuestiones laborales y la intermediación del Gobierno en un conflicto que no se resuelve. Lo primero por las contrataciones en esas fechas: “¿Cree el Gobierno de España que es legal y legítimo contratar a personal temporal para contrarrestar y deslegitimar una huelga convocada al amparo de un derecho constitucionalmente protegido?”. La respuesta del ejecutivo: “Se indica que es ilegal la sustitución de los huelguistas por trabajadores que no estuviesen vinculados a la empresa al tiempo de ser comunicada la misma, de acuerdo con lo establecido en el Real Decreto-ley 17/1977, de 4 de marzo, sobre relaciones de trabajo. Y los actos del empresario lesivos del derecho de huelga de los trabajadores consistentes en la sustitución de los trabajadores en huelga por otros no vinculados al centro de trabajo al tiempo de su ejercicio, salvo en los casos justificados por el ordenamiento constituye una infracción muy grave, sancionable con multas que oscilan entre las correspondientes al grado mínimo, de 6.251 a 25.000 euros, a su grado máximo, de 100.006 a 187.515 euros, conforme al Texto Refundido de la Ley de Infracciones y Sanciones en el Orden Social, aprobado por el Real Decreto Legislativo 5/2000, de 4 de agosto”. Le responden con la ley cuando había preguntado por el pensamiento del Gobierno. La legislación laboral ya la conoce la senadora y no le hace falta que se la recuerden. Lo curioso es que no digan si han incoado expedientes sancionadores o han abierto investigaciones desde Inspección de Trabajo.

Sobre la intermediación la senadora pregunta: “¿Actuará como mediador el Gobierno de España para que las trabajadoras y los trabajadores de Amazon España consigan un convenio laboral propio y justo y la mejora de sus precarias condiciones de trabajo?”. Y el gobierno le responde que no piensa actuar de mediador porque “se señala que nuestro ordenamiento jurídico establece la autonomía de las partes en la negociación colectiva”. Vamos que dejan tiradas a las personas, a esa clase trabajadora que dicen defender. Eso sí, para defender al Capital bien que corren y no hablan de autonomía. Insiste la senadora de IU: “¿Cree el Gobierno de España que se deben recuperar las medidas del convenio que permitían conciliar la vida laboral y personal de las trabajadoras y los trabajadores de Amazon España?”. Respuesta cero sobre Amazon.

En un último intento para ver si logra alguna respuesta en algún momento, la senadora de Unidos Podemos cuestiona sobre lo siguiente: “¿Qué medidas prevé tomar el Gobierno de España para enfrentar el grave problema de la precariedad laboral provocado por las últimas reformas laborales? ¿Prevé derogar las reformas laborales aprobadas por los gobiernos del PSOE y del PP en los últimos años?”. Y el gobierno dice: “El Gobierno ha aprobado en Consejo de Ministros (Boletín Oficial del Estado de 28 de julio de 2018) un Plan Director por un Trabajo Digno 2018-2019-2020, que consta de un amplio abanico de medidas para luchar contra la precariedad laboral y erradicar las situaciones de abuso”. A lo que añaden que la ministra Magdalena Valerio ha expresado la intención del gobierno de llevar a cabo una “recuperación completa del mercado de trabajo en cantidad y calidad”. Ningún hecho concreto sobre la empresa, sino hacer publicidad con una senadora que está convencida de su posición. Eslóganes bonitos e intenciones magníficas las del Gobierno, pero hechos concretos ninguno, porque la ministra Valerio ha cambiado de opinión unas diez veces respecto a la reforma laboral. Eso sí, van a crear una comisión tripartita para “abordar, entre otras cuestiones, un nuevo Estatuto de los Trabajadores, la Reforma Laboral, y el exceso de temporalidad”. Algo que se sabe que en dos años es casi imposible llevar a cabo, como sucede con la financiación autonómica. Sólo que en este último caso sí han reconocido que no hay tiempo.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

veinte + 15 =