Reunión de la Mesa del Agua con la Ejecutiva Provincial del PSOE celebrada en mayo para reclamar la rebaja del agua desalada

Los agricultores canarios contarán en breve con una subvención del Estado para abaratar los precios del agua de riego. El pasado lunes, la Comisión de Hacienda del Congreso de los Diputados aprobó el “establecimiento reglamentario de un sistema de compensación consignado anualmente en los Presupuestos Generales del Estado que garantice la moderación de los precios de las aguas desaladas, reutilizadas y procedentes de pozos y galerías hasta alcanzar un precio equivalente al del resto del territorio nacional”. Así lo recoge el nuevo artículo incorporado al proyecto de Ley para modificar la Ley 19/1994 que regula el Régimen Económico y Fiscal de Canarias, que contempla además el pago de esta subvención con carácter retroactivo desde el uno de enero de 2018.

Las autoridades canarias ya han manifestado públicamente su satisfacción por el acuerdo parlamentario sobre las subvenciones al agua de riego, con el que se culmina ahora un largo trámite iniciado durante la etapa de Mariano Rajoy. En las islas esperan que sea inminente la aprobación definitiva del proyecto de Ley, que incluye un completo paquete de incentivos fiscales y económicos. Hay que tener en cuenta que dicho proyecto de Ley contempla otras ayudas excepcionales al sector agroalimentario canario, como la bonificación del 100% de los costes del transporte de mercancías entre las islas y la Península. A esto hay que añadir los seis millones de euros que el Gobierno de Rajoy concedió a los regantes canarios en diciembre pasado para la mejora energética del riego agrícola, a través del RD 1033/2017.

Sin rebaja del agua desalada 

Mientras tanto, los regantes de Almería siguen esperando la prometida rebaja del precio del agua desalada a 0,30 euros/m3, al amparo de la Ley 1/2018 de Medidas Urgentes contra la Sequía, que entró en vigor el pasado mes de marzo. Dicha Ley recoge la creación de un Fondo Extraordinario contra la Sequía dotado con una primera anualidad de 1.000 millones de euros, la puesta en marcha del plan ‘Mediterráneo sin sed’ para ejecutar las obras pendientes que permitan optimizar la desalación, y la habilitación de los mecanismos de subvención necesarios para que el precio del agua desalada no exceda de 0,30 euros/m3.

Se ha creado un importante agravio comparativo con los productores canarios en claro perjuicio de los regantes de Almería. Cada año tenemos que abandonar producciones por la pérdida de competitividad frente a otros países, como ha sucedido con el tomate suelto, y está claro que el precio del agua lastra cada vez más nuestros costes de producción”, explica el portavoz de la Mesa del Agua, José Antonio Fernández.

Nos gustaría ver que los parlamentarios socialistas por Almería reclaman ahora con el mismo ahínco que cuando estaban en la oposición las ayudas e infraestructuras imprescindibles para garantizar el abastecimiento de agua en el campo almeriense”, añade José Antonio Fernández. Cabe recordar que la Comisión de Hacienda del Congreso está presidida por el diputado socialista sevillano Antonio Pradas y de ella forma parte el diputado almeriense del Grupo Popular Juan José Matarí. “Nos sorprende que políticos andaluces que son conocedores de nuestra realidad puedan convertirse en cómplices de una situación que supone un importante agravio económico para la actividad que más empleo genera en la provincia de Almería”, según Fernández.

La Mesa del Agua solicitará una reunión con Hugo Morán, secretario de Estado de Medio Ambiente, para reclamar la rebaja del agua desalada y darle a conocer las infraestructuras necesarias para resolver el déficit hídrico de la provincia con el objetivo de eliminar la incertidumbre con la que actualmente el sector agrícola inicia cada campaña.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

veinte − 11 =