Se cumplieron las peores expectativas. El pequeño Gabriel, desaparecido en Níjar hace diez días, ha aparecido muerto en el maletero de la pareja del padre del menor.

Las fuerzas de seguridad han encontrado este domingo el cadáver de Gabriel Cruz, el niño de 8 años desaparecido el 27 de febrero en Las Hortichuelas, pedanía de Níjar (Almería), según fuentes de la investigación. La policía ha detenido a la actual pareja del padre del niño Ana, mientras trasladaba el cadáver en el maletero de su coche, en la localidad de Vícar.

La policía ha comunicado el hallazgo del cuerpo de Gabriel a los padres y los abuelos. La mujer detenida estaba en el punto de mira de los investigadores después asegurar que había encontrado la camiseta del pequeño.

La pareja del padre estaba vigilada 24 horas y finalmente le han pillado con el cuerpo del menor.

Actualmente participaban en el operativo de búsqueda decenas de profesionales que estaban rastreando 400 puntos de interés como balsas y pozos.

“Prácticamente, este dispositivo se extiende a 400 puntos concretos, especiales de búsqueda si hablamos de lo que representan pozos, balsas, cuevas”, ha explicado en declaraciones a los medios en la localidad nijareña de Las Negras el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, donde ha visitado el puesto de mando avanzado que coordina el dispositivo de búsqueda del niño.

La historia de la desaparición de Gabriel ha tenido en vilo a todo un país, y ayer mismo los padres del pequeño pedían a todos que no se rindieran en la búsqueda.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Compartir
Artículo anteriorNepotismo y pago de favores en el Banco de Santander
Artículo siguienteEl Lorca FC camina imparable hacia la Segunda B tras perder en Zaragoza por 3-1
Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre y Directora de Comunicación de HoffmannWorld y Catalina Hoffmann. Asesora a personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 × 5 =