MAREA MORADA POR LA MAÑANA:

Una inmensa Marea Morada secundó la Huelga General Feminista del 8M que ha representado un rotundo éxito, tanto entre la juventud donde más de dos millones y medio de compañeras y compañeros convocados por el Sindicato de Estudiantes y organizaciones como Libres y Combativas, Coordinadora Feminista, Comisión 8M y otras organizaciones feministas y sindicales,  vaciaron las aulas llenando plazas y calles. Más de dos millones y medio de estudiantes fueron a la huelga. En las primeras concentraciones y manifestaciones de las 11 de la mañana participaron entre 350.000 y 450.000 personas según diversas fuentes.

En Málaga asistí a ambas manifestaciones. Por la mañana empezando desde Plaza de la Constitución y  por la tarde en Plaza de la Marina y Parque,  ayudando a repartir boletines y material de propaganda junto a muchas otras compañeras y compañeros.

TSUNAMI VIOLETA POR LA TARDE:

Las manifestaciones de la tarde fueron verdaderamente masivas, celebrándose en toda ANDALUCÍA EL DÍA DE LA MUJER TRABAJADORA, con 139 manifestaciones y concentraciones autorizadas en esta CCAA, superando en asistencia a las del año pasado, siendo las más numerosas en Sevilla con 130.000 manifestantes, seguida de Granada y Málaga con una asistencia sobre 50.000 a 60.000 personas, Córdoba y Jaén en torno a 15.000 en cada una y Cádiz, Almería y Huelva alrededor de 10.000 personas en cada marcha de esas capitales según datos de la Policía Local, aparte las de muchas otras ciudades y  pueblos.

Esa inmensa Marea se convertía en un extenso “Tsunami Morado” que inundó todo el Estado, donde las imágenes hablan por sí solas. La afluencia masiva en Madrid  y Barcelona con alrededor de UN MILLÓN en cada capital según los convocantes que desató una marea humana donde no se podía ni caminar,  abarrotaban todo el centro junto a cientos de miles más en Valencia, Sevilla, Bilbao, Málaga, Granada, Coruña y otras cientos de ciudades.

Se superó la asistencia del año pasado, donde al menos 6 millones de personas se movilizaron para secundar la potente Huelga General Feminista, con masivas y pacíficas manifestaciones reivindicativas en este día Internacional de la Mujer Trabajadora, en los cerca de 1.500 actos convocados en todo el Estado que hay que sumar a los cientos de miles en todo el mundo.

El enorme potencial de fuerza desplegada un año más en esta Huelga Feminista Histórica del 8-M tiene que hacer reflexionar a las direcciones de los partidos políticos, porque han quedado retratados y señalados los más reaccionarios, siendo claramente repudiado el bloque ultraderechista de PP, Cs y Vox, enemigos declarados del feminismo y de la clase trabajadora, pues en sus programas amenazan los derechos sociales adquiridos por la lucha Feminista y también los derechos laborales y democráticos ganados en las batallas del conjunto de la clase obrera y juvenil.

Los líderes de Vox y PP no tuvieron la valentía de presentarse y acudir a las manifestaciones. Actuaron de una manera provocativa e incluso oportunista y divisionista. Cs mandó a Arrimadas que había tratado de salvar la cara con su reclamo de “Feminismo Liberal”, pero que cualquier persona medianamente inteligente pudo comprender que esas medidas reaccionarias tienen un alto componente de identificación con el sistema capitalista que defiende la ultraderecha, al servicio de banqueros, grandes empresarios y multinacionales.

Hemos visto cómo en la Junta de Andalucía,  Vox ha propuesto derogar la Ley contra la Violencia de Género, e incluso la Autonomía y otros derechos; en realidad no es mucha la distancia de sus otros dos socios, PP y Cs de ese grupo ultraderechista, porque como defendió Andrea Levy, la cuestión la dejó meridianamente clara al declarar tras ser preguntada por el problema de violencia de género por una de las cadenas de TV, donde habló de “hombres indefensos” a la vez que se negaba a reconocer la “violencia de género” brutal que sufre la mujer, hablando con un claro eufemismo de “violencia doméstica” y otras memeces.

Los acontecimiento que se han vivido en Andalucía con el ascenso de Vox entrando en la Junta condicionando la política de los otros dos “Trillizos de Aznar”, ha recordado a amplios sectores de la clase trabajadora y la juventud, que se abstuvieron en un porcentaje del 41 %, que el peligro del repunte del neofascismo visto en otros países de Europa, se ha repetido aquí entrando por el Sur.

Ahora miles de familias trabajadoras, sobre todo de esos que renunciaron a las urnas, pueden estar pensando que no podemos permitir que esos “Trillizos Aznarianos” que fueron amantados con los calostros del franquismo se alcen con el triunfo en Madrid.

Al parecer según las encuestas se atisban factores poderosos ante el próximo 28-A que marcan un repunte de las izquierdas, (principalmente el PSOE), que indican que la cuestión se presenta diferente de lo ocurrido en las votaciones andaluzas, porque la movilización de las izquierdas  está aumentando visiblemente con fuerza, pues solo basta ver el ejemplo magnífico que nos ha expresado el Movimiento Feminista que podría ser secundado por la Huelga Estudiantil en Europa contra el Cambio Climático convocada para el 15 de Marzo, exigiendo alternativas porque el Medio Ambiente debe ser mucho más importante que el lucro privado de las multinacionales y sus banqueros ya que está en juego la supervivencia de la Humanidad.

Si se confirma la hipótesis de la recuperación y movilización de las izquierdas, podríamos tener un buen crecimiento electoral del PSOE, cuyas expectativas de triunfo el 28 Abril están en torno al 33 %,  si el pueblo concentra sabiamente su voto útil para cerrarle el paso a las derechas y es probable que eso ocurra, no solamente entre la clase trabajadora, sino entre la juventud e incluso capas medias agobiadas por la anterior crisis, que comprendan que una salida con más austeridad y recortes, si ganan las derechas,  representaría la ruina total para todos, excepto para banqueros, grandes empresas y mafiosos.

El ejemplo enormemente poderoso del movimiento Feminista de este 8 de Marzo, ha dejado claro el camino que las demás fuerzas sociales, sindicales y políticas deben seguir para vencer y frenar la amenaza de la ultraderecha neofascista que acecha con la intención de volver al pasado.

Tendría que cundir el ejemplo de un “pacto tácito de respeto y no agresión” entre las izquierdas,  en la campaña en la que estamos entrando, ya que debiéramos ser respetuosos con los posibles futuros socios de Gobierno, que no podrían ser otros que PSOE y Unidas Podemos, con sus confluencias e incluso en cierta medida, un respeto también para con otros partidos más cercanos de Euskadi, Galicia y Cataluña, con el objetivo de abrir el diálogo para intentar una salida democrática a la cuestión nacional.

La forma mejor de conseguir las justas demandas de Igualdad y derechos de la Mujer Trabajadora, así como los demás derechos democráticos, que impidan los recortes y ataques a las cuestiones sociales, es poner fin al neofranquismo, comprometiéndose los que prefieran un nuevo gobierno de los trabajadores a exigir la ilegalización de la apología del fascismo y el nazismo, que contienen en su ideario un sociedad Patriarcal, Machista y Violenta que todavía permanece incrustada en el aparato del Estado. Esa sería la forma  de homologarnos a cualquier democracia de Europa.

En esta semi-democracia no basta con ir solo a votar cada cuatro años, sino que es preciso seguir completándola marchando hacia una “democracia participativa plena” mediante unas mejores y más potentes organizaciones, junto a la movilización en las calles ejerciendo los Derechos Civiles.

Para ello es preciso vencer a esos representantes del capitalismo mafioso. El pueblo trabajador tiene que marchar uniendo sus fuerzas solidariamente  con cada colectivo que se encuentre explotado y oprimido, como el movimiento feminista lo ha hecho y también los pensionistas, cuya punta de lanza es Bilbao que debe ser el ejemplo a seguir, así como los Estudiantes que hacen huelga tras huelga, por lo cual se necesita la unidad de todas y todos los trabajadores para golpear con fuerza al sistema capitalista, porque éste es la causa de todos los males que aquejan a la clase obrera y los pobres y canalizar la batalla por la transformación socialista de la sociedad.

La lucha Feminista es parte de la lucha de clases y representa la batalla que está dando la mujer trabajadora contra el capitalismo y el patriarcado que las oprime y las explota. Por ello las organizaciones de izquierdas tienen que hacer un llamamiento a la unidad, al respeto, a la solidaridad y la fraternidad, mediante un método compañero y colaborativo para compartir las luchas y los sacrificios que tenemos que seguir haciendo las mujeres y los hombres de la clase trabajadora en un plano de Igualdad, en esta valiente lucha por la abolición de la explotación y opresión social para acabar con la violencia y las guerras en todo el planeta.

Los dirigentes de las izquierdas deben tomar nota de esta magnífica explosión de lucha Feminista, y tanto PSOE como Unidos Podemos, UGT, CCOO, S.A.T, CGT, S.E. CIG, LAB, ELA y demás  fuerzas sindicales, sociales y políticas que se reclaman defensoras de los trabajadores, debieran entender la necesidad de apoyar y dar a conocer que sería muy positivo para frenar a la reacción,  propagar  amplia y claramente el impulso y la participación en pro del fabuloso movimiento feminista atendiendo sus reivindicaciones, defendiéndolas y golpeando todos juntos aunque marchásemos separados.

Pero asimismo, las de los millones de trabajadores que luchan por sus justas reivindicaciones, y que en realidad componen la inmensa Mayoría de la población, para que continúen con un apoyo firme y unitario, en defensa de los derechos y libertades, apostando por pedir el voto para las izquierdas y en contra de las derechas reaccionarias que quieren continuar recortando y reprimiendo a los colectivos feministas, ecologistas, pensionistas y clase trabajadora que continúan la batalla un mundo mejor, votando por un Gobierno fuerte de los Trabajadores. Aunque recordando lo que solía decir Pablo Iglesias Posse: “Elegid a los mejores, pero luego vigiladlos como si fuesen canallas”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecisiete + dieciocho =