Nada bueno le deben haber dicho a Albert Rivera en Bilderberg, porque ha sido volver de Torino y comenzar los medios del establishment a sacar trapos sucios de Ciudadanos. Da igual que el establishment esté representado por George Soros, Florentino Pérez o Ana Botín. El caso es que El Mundo ha sacado una primicia sobre la forma en que se ganan las primarias en Murcia. Y Público cómo Ciudadanos se ha “comprado” un sindicato policial Juspol (derivado de la asociación Jusapol). Nada de lo que asustarse cuando en estas páginas ya habíamos aventurado ciertas prácticas más que dudosas. Algo avalado por el Tribunal de Cuentas en su sanción e investigación.

En el periódico El Mundo han conseguido una grabación sobre la forma que han utilizado diversos cargos de Ciudadanos para lograr que ciertos candidatos ganen las primarias a celebrar. Según explican, diversos cargos han ido pidiendo a compañeros y compañeras de partido que hagan captación de nuevos afiliados, no importa si realmente se dan de alta abonando las cuotas ellos y ellas mismas, pues estas personas (se desconocen las identidades por ahora) estarían dispuestas a abonarlas con tal de aumentar el censo y utilizar esos “nuevos votos” para imponer a ciertos candidatos.

La conversación que ha transcrito El Mundo es así:

“Afiliado: No se quieren afiliar porque no quieren pagar cuotas ni nada que se le parezca. Yo les he dicho, como me comentaste tú, que por el dinero no se preocupen, pero me dicen que cómo no se van a preocupar.

Dirigente: Le pagamos la afiliación de un año, hasta febrero, que van a ser seguro las primarias. Le daríamos 120 euros, que es lo de un año, a cada uno. Y ellos dan su número de cuenta corriente y les cobra luego el partido 10 euros a cada uno. Eso sería. Si tú me lo dices, me llamas un día, te doy ya el dinero, que ellos se afilien y cuando lo tengas me pasas los nombres”.

Algo que niegan, como no podía ser menos, en la formación naranja, pero que es práctica habitual según se destila de lo expuesto. Y no tanto, tal vez, para acabar con el dirigente máximo de la Región de Murcia, sino para hacerse con numerosos y jugosos cargos en los municipios de la región.

El caso Jusapol.

En el diario Público, por su parte, han puesto al descubierto la denuncia del antiguo coordinador de Jusapol, Carlos Morales, en su mensaje de despedida. Atestigua Morales que Ciudadanos les ha hecho una táctica de entrismo para hacerse con el control de la asociación de policías y guardias civiles que habían fundado para solicitar la equiparación salarial con las policías autonómicas. Morales hace un guiño irónico al recordar que en Ciudadanos rechazaron, en un primer momento, la propuesta en ese sentido que hicieron PSOE y Podemos. También, en la primera reunión a la que acudió Miguel Gutiérrez (diputado del lobby de las armas y la seguridad), éste ofrecía equiparación entre los dos cuerpos, no respecto a los autonómicos. Por ello, dice Morales, es claro que el apoyo a Jusapol era puramente instrumental.

Hasta que vieron la oportunidad de quedarse con el control de la asociación y utilizarla para beneficio propio. ¿Cómo? Según explican en Público, mediante el pago de los costes de la gran manifestación en Barcelona para pedir la equiparación. Por un lado, solicitaron, mediante el nuevo dirigente puesto por Ciudadanos, que en la manifestación a los policías y guardias civiles casi ni se les viera, pero a los dirigentes de la derecha española (mayor cantidad de los de Ciudadanos) y de SCC en la cabecera. Un montaje propagandístico ad maiorem gloriam suam de Albert Rivera e Inés Arrimadas. Una propaganda, engañando a los cuerpos de seguridad del Estado, para subir en las encuestas y aparecer como los verdaderos salvapatrias. Ni dejarles llevar las gorras de Jusapol y sus pancartas les permitieron.

Más trapos sucios.

Como se ha venido contando en estas mismas páginas, no son los únicos trapos sucios de Ciudadanos en tan corta vida a nivel estatal. Han ido recogiendo lo mejor de cada casa (como Girauta o Marín que han pasado por todos los partidos) y vienen con la lección aprendida. No sólo es que las listas electorales de Ciudadanos se hayan ofrecido al mejor postor, es que se denunciaba y se negaba la mayor acusando al denunciante de tener algún tipo de paranoia. Han utilizado lo público en beneficio propio, no como en el caso del PP porque no tienen poder en muchos lugares, pero donde lo han ostentado así lo han hecho. Da igual que sea en Alicante o en Andalucía, a todos los lugares en que llegan comienzan las cosas raras, las tramas oscuras.

Las actuaciones machistas o los acosos a trabajadores municipales con discapacidad no han estado en los medios del establishment porque interesaba blindarles. Trapos sucios que han ido saliendo pero sin tener una amplia presencia mediática porque había protección. En Andalucía aún callan las triquiñuelas y los intereses que buscan en la formación naranja. Los Consorcios dan para llenar muchas bocas de votos y las diputaciones y demás organismos autónomos de la administración andaluza para colar muchas asesorías con las que hacer negocios y/o financiar presuntamente al partido. O ¿no es extraño que la portavoz Marta Bosquet sea capaz de avanzar el coste de un informe que aún no se ha decidido ni hacer en su intervención parlamentaria? Es porque ya lo tienen presuntamente avanzado con lobbies, asesorías y empresarios de la zona. Pero Ciudadanos ya va sin red en sus saltos al vacío, así que según se mueva el viento, si poniente o levante, así saldrán más cosas en los grandes medios del establishment. Lo que no están en ese grupo seguiremos sacando las verdades.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

13 + 4 =