Nadie como él para entrevistarse y negociar con el comisario Villarejo la realización de trabajos que iban en contra de la Ley. Ignacio López del Hierro es un hombre oscuro, un empresario que siempre actúa en la sombra pero que logra sacar beneficio. El propio Ignacio González recogió en las notas requisadas en la Operación Lezo que el ex comisario reconocía que era amigo del López del Hierro desde hacía más de tres décadas. Por tanto, en un momento en que la corrupción ahogaba al Partido Popular, ¿quién mejor que el marido de María Dolores de Cospedal para realizar una gestión siniestra?

Las grabaciones publicadas por moncloa.com y El Confidencial demuestran la afinidad entre el empresario y el ex comisario que, en la actualidad, está encarcelado. López del Hierro, por lo demás, ha estado relacionado con diferentes casos de corrupción como Lezo, Pujol y Liberbank ya que aparece en los sumarios que maneja la Justicia. Sin embargo, no fue imputado en ninguno de ellos. Además, su nombre aparecía en los Papeles de Bárcenas, donde se recogían pagos en dinero negro por valor de 114.189 euros (19 millones de pesetas). El propio Álvaro Pérez, el Bigotes, en su comparecencia en el Congreso de los Diputados se preguntaba cómo era posible que López del Hierro no estuviera imputado en el Caso Gürtel si era uno de los que fue al PP a «soltar el mondongo». A pesar de que el marido de María Dolores de Cospedal siempre negó que los apuntes de los Papeles de Bárcenas se refirieran a él, la realidad es que la UDEF constató en uno de los informes remitidos a la Justicia que dichos apuntes contables sí que se referían al empresario.

Por otro lado, López del Hierro aparece en distintos informes de la UDEF como, por ejemplo, en la vinculación con una red de intermediación y cobro de comisiones en África a través de la empresa Ibadesa Cat S.L. que, según el informe policial, representaba los intereses de «Jordi Pujol Ferrusola, Ignacio Javier Lopez de Hierro, José Joaquín Herrero Aleixandre, Jordi Puig Godés». Además del desmentido por parte del entorno del marido de María Dolores de Cospedal, se produjeron fuertes presiones contra los policías que redactaron el informe para que lo rectificaran, cosa que los agentes se negaron a hacer porque tenían evidencias contrastadas a través de los datos del Registro Mercantil. Según el entorno del empresario, Ibadesa fue vendida a Jordi Puig en 1.998 y que en el Registro se olvidaron de retirar el nombre de López de Hierro como consejero de la sociedad.

En el Caso Lezo también apareció su nombre. Ignacio González, ex presidente de la Comunidad de Madrid, afirmó que el marido de María Dolores de Cospedal «cobra bajo cuerda de 27.000 sitios».

Todos estos casos en los que López del Hierro aparece vinculado demuestran que se trata de un hombre siniestro y oscuro que, de un modo u otro, se ha podido beneficiar del carisma, la influencia o de los puestos de responsabilidad ocupados por su esposa. Sin embargo, hay otras relaciones que no han aparecido aún en las investigaciones de las fuerzas de seguridad del Estado y que son, al menos, igual de peligrosas que las anteriormente citadas. Uno de los mayores ejemplos lo tenemos en la presunta unión con corruptos venezolanos como Nervis Villalobos, relación que pudo iniciarse en Iberinco, la filial de Iberdrola que fue acusada de haber pagado comisiones ilegales en Venezuela en la que el ex ministro que se encuentra actualmente en prisión ya protagonizó varios escándalos relacionados con la corrupción, por ejemplo, con Duro Felguera a través del contrato cuyas gestiones fueron iniciadas por el actual presidente, Acacio Rodríguez. También hay que recordar que López del Hierro posee propiedades en Ávila y, tal y como adelantó Diario16, Rafael Ramírez es agasajado cada vez que visita la capital abulense por importantes miembros de la élite empresarial y del Partido Popular.

Ya en los diarios de González aparecía la mención a Villarejo y a la amistad que le unía a López del Hierro. Cuando esos manuscritos se hicieron públicos, tanto el empresario como la entonces ministra de Defensa negaron hacer ningún comentario. Sin embargo, las grabaciones demuestran que sí que existía esa relación y, ¿quién mejor que López del Hierro para contratar al ex comisario con el fin de eliminar las pruebas de la Gürtel que tanto daño estaban haciendo, sobre todo, a la entonces secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal?

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecisiete − cuatro =