En el año 1.948 el mundo occidental fue cómplice de una de las mayores catástrofes humanitarias que se han visto en la Historia de la Humanidad. En Palestina el mundo occidental está siendo connivente con las políticas de exterminio y con el apartheid que el Estado de Israel lleva imponiendo contra el pueblo palestino. En estas siete décadas tanto Europa como Estados Unidos han mirado a otro lado mientras que los israelíes utilizan las mismas técnicas que usaron los nazis contra los judíos en Europa desde la llegada de Hitler al poder. Estas palabras no son antisemitismo porque no se trata de una acusación a quienes practican la religión hebrea sino contra los fanáticos dirigentes que se sienten protegidos por la insidia de las potencias occidentales.

En el vídeo podemos ver uno de los últimos ejemplos de la brutalidad del Ejército israelí contra el pueblo palestino. Ocurrió hace un mes, en los primeros días del mes de julio en una aldea beduina de Cisjordania: Khan al-Ahmar, situada al este de Jerusalén y cercana a varios asentamientos ilegales israelíes. Los militares entraron en el pueblo con una orden de expulsión a los habitantes del lugar y con equipo pesado de demolición. Esto provocó la oposición de los aldeanos y el lanzamiento de piedras. Los soldados respondieron con inusitada violencia, como podemos ver en el vídeo.

Más de 30 personas resultaron heridas, cuatro de las cuales en estado grave que tuvieron que ser hospitalizadas, según confirmaron a Diario16 fuentes de la Media Luna Roja. Otros 11 palestinos fueron detenidos por agresión a la autoridad.

Según el Gobierno de Israel, esa aldea había sido construida ilegalmente. Sin embargo, tanto los aldeanos como miembros de la ONG israelí, B’Tselem lo niegan. El Estado de Israel afirma que se ofreció a los habitantes de Khan al-Ahmar ser trasladados a otras áreas algo que, según fuentes diplomáticas consultadas, podría constituir una transferencia forzosa, lo que viola la Convención de Ginebra…, una vez más, además de ser un nuevo caso de la limpieza étnica que Israel está ejerciendo contra los beduinos.

Como vemos, las políticas de apartheid de Israel contra los palestinos se siguen produciendo sin que la comunidad internacional imponga sanciones. De Estados Unidos no se espera más que continúen siendo conniventes con las estrategias de exterminio de Israel, pero la Unión Europea no se puede quedar en meros comunicados de condena. Es necesario dar un paso más. Sin embargo, el lobby judío —que no el pueblo judío— sigue imponiendo su poder.

En España se están dando pequeños pasos pero tenemos en el Parlamento un partido, Ciudadanos, que es pro-israelí y, por tanto, podría interpretarse como complicidad con los actos que vemos en el vídeo. Cuando se produjeron las últimas matanzas en Gaza, el partido de Albert Rivera, no sólo no condenó el asesinato masivo de palestinos con francotiradores, sino que justificó esos actos con la excusa del derecho de la defensa de las fronteras ante una masa que, según ellos, tenía intención de invadir Israel. Una masa que, por cierto, iba desarmada y no mostró ninguna intención de atacar los puestos fronterizos. ¿Qué tienen que decir Albert Rivera o Juan Carlos Girauta de la violencia del vídeo? No dirán nada porque el silencio, a veces, tiene un precio.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres × cinco =