Las autoridades israelíes han reanudado las excavaciones en varias áreas de la zona de Wadi Al-Rababeh, en el barrio de Silwan de Jerusalén Este, a muy pocos metros de la mezquita al-Aqsa, en preparación para la construcción de un puente. Hay que recordar que esta mezquita es uno de los lugares santos para los musulmanes del mundo, no sólo para los palestinos.

Según el Wadi Hilweh Information Center, el puente tiene prevista una longitud de 197 metros y 30 metros de altura, lo que significa la confiscación de tierras a los palestinos en favor de proyectos de asentamiento.

Los propietarios de estas tierras confirmaron que se sorprendieron por las operaciones de excavación para implementar un nuevo proyecto de asentamiento sin informarles con anticipación para que puedan presentar objeciones a las autoridades competentes para evitar el desarrollo del proyecto.

Mientras tanto, más de 100 colonos israelíes bajo la protección de la policía israelí irrumpieron en los patios de la mezquita de al-Aqsa a través de la puerta de Al-Magharbeh, una de las puertas que llevan a la mezquita, e intentaron realizar rituales judíos allí, lo cual es una clara provocación protegida por las fuerzas militares israelíes y, por extensión, por el Gobierno de Benjamin Netanyahu.

Según Yousif Idais, ministro de Asuntos Religiosos de la Autoridad Nacional Palestina, durante el año 2017 se documentaron al menos 1.210 violaciones y ataques contra sitios religiosos islámicos y cristianos. Hizo hincapié en que la frecuencia de estos ataques contra la libertad religiosa ha aumentado después de la declaración de los EE. UU. de Jerusalén como capital de Israel. En la mezquita de al-Aqsa, en concreto, se han alcanzado los 45 mensuales. ¿Qué ocurriría si un grupo de musulmanes rezaran la oración de la mañana en el Muro de las Lamentaciones?

Se incrementan los ataques de colonos israelíes

Colonos israelíes atacaron el pueblo de Urif, al sur de Nablus, el provocando enfrentamientos con aldeanos locales. Según Ghassan Daghlas, supervisor de las actividades de los asentamientos ilegales en la zona, dijo que los colonos sionistas extremistas del asentamiento ilegal de Yitzhar invadieron la aldea, lo que provocó enfrentamientos con los palestinos locales. Estos colonos israelíes extremistas intensificaron sus ataques contra los palestinos y sus propiedades tras el tiroteo que mató a un colono israelí del asentamiento de Khavat Gilad, al oeste de Nablus.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

10 − 4 =