Las autoridades municipales de Jerusalén Este han decidido suspender las acciones de recaudación relacionadas con los arbitrios israelíes impuestos a propiedades de las distintas iglesias de Jerusalén que no son lugares de culto.

Según los informes, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu y el alcalde de Jerusalén Oeste, Nir Barkat, acordaron establecer «un equipo profesional dirigido por el ministro israelí Tzachi Hanegbi, con la participación de todas las partes pertinentes, para formular una solución a la cuestión de los impuestos municipales iglesias que no son lugares de culto». Se espera que ese equipo negocie con los representantes de las iglesias para resolver el problema.

Además, a petición de los jefes de las iglesias para entrar en negociaciones con respecto a la venta de tierras en Jerusalén, Netanyahu pidió al ministro israelí Hanegbi que examine el asunto y al mismo tiempo, «toda actividad legislativa sobre el asunto será suspendida».

La reacción del pueblo palestino no se ha hecho esperar y celebraron la suspensión de la decisión del gobierno israelí de recaudar impuestos de las iglesias para las propiedades no consideradas como lugares de culto.

Los líderes cristianos anunciaron que la Iglesia del Santo Sepulcro, uno de los sitios más sagrados del cristianismo, permanecería cerrada para protestar contra un proyecto de ley del Knesset que habría permitido al gobierno israelí confiscar tierras de la iglesia para, posiblemente, construir más colonias ilegales.

El jefe del Comité para Asuntos de la Iglesia del gobierno palestino, Hana Amira, afirmó que la posición de los jefes de las iglesias y el cierre de la Iglesia del Santo Sepulcro han detenido el ataque israelí contra la libertad de culto temporalmente, sobre todo teniendo en cuenta que la decisión está en espera los resultados de un comité formado por Netanyahu. «La única solución es que la ocupación revierte completamente su decisión», dijo.

Amira agregó que los esfuerzos y las presiones de varios países, especialmente del Estado de Palestina y el Reino de Jordania, llevaron a Israel a revertir su ataque contra las iglesias de Jerusalén al imponerles impuestos.

Por su parte, los líderes de las iglesias de Jerusalén decidieron el reabrir la puerta del Santo Sepulcro a las 4:00 a.m. del miércoles después de que Israel suspendiera la decisión de gravar a las iglesias en Jerusalén. Así lo confirmaron los líderes de las tres iglesias a cargo del Santo Sepulcro, la crucifixión y lugar de sepultura de Jesucristo.

Nabil Abu Rudeineh, portavoz del presidente Mahmoud Abbas, dijo en un comunicado que la decisión israelí «no era suficiente Lo que se requiere es preservar el status quo legal e histórico de los lugares sagrados»-

Además, Abu Rudeineh pidió esfuerzos para continuar hasta que Israel cancele la decisión y no solo la suspenda.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

7 + 7 =