Pedro Sosa, Concejal-Portavoz de Izquierda Unida Verdes en el Ayuntamiento de Lorca, ha censurado el uso que el equipo de Gobierno le está dando al radar en el centro de la ciudad y que “tanto malestar está produciendo entre la ciudadanía”.

 

Sosa entiende que hay que regular la velocidad en el centro de las ciudades, pero hay otros métodos para ello más allá de los recaudatorios, como los reductores físicos de velocidad, pero que dotar a la Policía Local de un “juguete para dar sablazos a los curritos” en tramos de 10, 20 o 30 km/h no arregla el problema y sí suscita una fuerte crítica social. El propio edil ha podido comprobar como resulta prácticamente imposible circular  por la Avda. Juan Carlos I a la velocidad establecida ahora mismo de 10 km/h por las obras, salvo que se vaya “chupando embrague”.

 

Según el edil, Lorca es un pueblo donde el porcentaje de atropellos a peatones afortunadamente es muy bajo, y cuando éstos se producen suele ser por déficits en las señalizaciones horizontales o verticales que no se han revisado bien tras las obras de remodelación, o como en el Puente Viejo, cruce peligroso y muy transitado, donde se han suprimido los semáforos por las obras, sin poner a un urbano a regular el tráfico como mínimo en las horas de más circulación.

 

Además, algunas de las multas que están circulando por redes sociales son desproporcionadas e incumplen el régimen de sanciones de DGT, como la de 300 € y dos puntos del carné a un vehículo que circulaba a 37 km/h por un tramo de 20, cuando según el baremo establecido de la DGT debería haber sido de 100 € y sin coste de puntos.

 

“Todas estas ocurrencias” de la Concejala de Seguridad, Belén Pérez, son en última instancia responsabilidad del Alcalde, que debería hacer recobrar el sentido común a la Concejal Pérez “por el bien de los lorquinos” y es a ella, a la que Pedro Sosa le ha pedido que se centre en otras cuestiones como la de los “delincuentes que arrojan las basuras por los cabezos a los solares”, a quienes aún no se ha puesto sanción alguna, o a los dueños de viviendas y casas solariegas en pésimo estado de conservación que sistemáticamente incumplen la Ley de Patrimonio que les obliga a conservar sus propiedades en óptimas condiciones.

 

Las ola de críticas provoca la marcha atrás por parte del Ayuntamiento

La Concejal de Seguridad Ciudadana en el Ayuntamiento de Lorca, Mª Belén Pérez, ha informado que, tras la indicación expresa efectuada por parte del Alcalde, Fulgencio Gil, se ha procedido a la ponderación de la utilización del radar por parte del servicio de Policía Local. Se trata de una medida que persigue que este recurso se ajuste a seguir controlando el exceso de velocidad y conductas temerarias al volante detectadas en las vías del casco urbano en las que resulta más necesario. Así, pese al amplio periodo de prueba establecido (60 días), se han registrado vehículos que superaban el doble de la velocidad máxima en zona limitada a 30 km/h, y otros conductores que rondaban los 90 km/h en zonas limitadas a 50.

Pérez Martínez ha explicado que el número total de expedientes generados por el radar ha sido 174. Hay que aclarar que no se trata de multas, ni cartas de pago, sino requerimientos de identificación del conductor. De estos expedientes un total de 36 presentan incorrecciones fruto de un error material, ya que debería figurar un importe de 50 euros sin pérdida de puntos. Estos documentos ya han sido rectificados y remitidos a los interesados. Los expedientes de radar suponen el 1% del total anual, lo que evidencia su carácter no recaudatorio, sino preventivo y de concienciación.

Sobre las dudas generadas por la circulación en calles de prioridad peatonal, señalizadas con cartelería rectangular con indicativo 10, cabe recordar que, tal y como marca el código de circulación, se trata de carteles INFORMATIVOS, alusivos al hecho de que esa calle cuenta con prioridad peatonal o es ciclocalle y presenta calzada de plataforma única. No se trata de cartelería que indique PROHIBICIÓN de circular por encima de esa velocidad, ya que para ello esa señal tendría que ser redonda.

La Edil de Seguridad ha animado a los grupos municipales a actuar ante este asunto con la responsabilidad debida, y no caer en la tentación de utilizarlo de forma demagógica. No podemos olvidar que durante el pasado año el número de accidentes de tráfico en Lorca se incrementó un 11,29%, alcanzando los 798, teniendo como factor desencadenante en la inmensa mayoría el exceso de velocidad.

La Concejal de Seguridad ha manifestado que la realización de controles de velocidad es una demanda constante en la práctica totalidad de las reuniones que mantenemos con asociaciones de vecinos, y desde el Ayuntamiento nos ratificamos en la necesidad de realizar un uso ponderado y limitado en tal sentido.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × 4 =