Desde Diario 16 llevamos meses denunciando los vetos, a través de nuevas tasas e impuestos, que la administración de Donald Trump ha impuesto a la aceituna negra de mesa española. Lo que tiene una enorme repercusión, principalmente, en la economía olivarera andaluza. Susana Díaz en su momento ya pidió al gobierno de M. Rajoy que actuase, algo que ha repetido al gobierno de Pedro Sánchez, con poca fortuna hasta el momento. A esa defensa, de la que dependen numerosos puestos de trabajo, se ha unido el partido de Izquierda Unida.

El diputado sevillano de IU, Miguel Ángel Bustamante, se ha reunido para esa defensa con el consejero económico de la Embajada de EE.UU en España, Tom Reott, en la misma embajada estadounidense. El parlamentario andaluz, que calificó la reunión de “franca, interesante y positiva”. estuvo acompañado por Gabriel López, consejero de Agrosevilla, principal productora y exportadora del mundo de aceituna de mesa; Fidel Romero, alcalde de La Roda de Andalucía, la comarca más afectada por este grave problema generado por la Administración de Donald Trump, e Ismael Sánchez, coordinador de IU Sevilla y peticionario sobre este asunto en el Parlamento Europeo.

Bustamante ha detallado que la vía “más factible” de las planteadas por sus interlocutores norteamericanos para revertir esta problemática situación es que haya un acuerdo entre los gobiernos de España y EE.UU que posibilite la suspensión de los aranceles. El diputado ha entendido que, por ello, es “fundamental que el Gobierno de España se siente con el de EE.UU y sea contundente y, dentro del marco diplomático, beligerante en la defensa de los puestos de trabajos de los andaluces y los españoles”.

Y en esa tesitura es donde desde IU piensan que Sánchez y su equipo no están haciendo lo que debe. Por ello ha advertido que “España tiene que apretar más de lo que lo está haciendo” y no puede ser un “socio seguidista”, sino un “socio soberano”, para revertir los aranceles impuestos por el Gobierno de EE.UU a la importación de la aceituna de mesa española, cuya producción procede mayoritariamente de Andalucía. También explicó que el gobierno de Sánchez debe “apretar” a sus homólogos estadounidenses “con aquellos elementos bilaterales que son de su interés”. Ahí apuntó directamente a las bases militares instaladas en suelo español, entre ellas las de Morón y Rota, situadas en pleno territorio andaluz, tal y como hicieron en su momento los nacionalistas andaluces de la ANA.

Miguel Ángel Bustamante señaló también que los aranceles impuestos por la Administración de EE.UU contra la aceituna de mesa española abren la puerta a hacer lo mismo con el resto de sectores que reciben ayudas a través de la Política Agraria Común (PAC) de la Unión Europea, motivo que esgrimen como coartada los norteamericanos para justificar sus medidas. “Estamos ante un ataque a la Política Agraria de la UE”, razonó el diputado de IU, por lo que exigió a la Unión Europea que “dé la misma respuesta contundente con respecto al sector de la aceituna de mesa que dio en relación a otros sectores cuando se les amenazó, como el del acero”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

20 + 14 =