La Consejería de Empleo de la Región de Murcia ha reactivado la Cuota Cero para que ni jóvenes inscritos en Garantía Juvenil ni parados de larga duración paguen la tarifa de autónomos en su primer año de actividad. El 15 de octubre será la fecha límite para presentar las solicitudes. La Consejería estima que pueden llegar a presentarse más de 900 solicitudes.

La CARM lanza este programa de fomento del autoempleo tras el éxito de su primera edición el pasado año, cuando 627 jóvenes y 102 parados de larga duración solicitaron la iniciativa. El Servicio de Empleo y Formación (SEF) asumirá la cuota de autónomos del primer año y el beneficiario sólo tendrá que abonar una tarifa mensual de 50 euros en su segundo año de autoempleo.

Además, estas personas recibirán una ayuda para el inicio de la actividad que oscila entre 2.000 y 3.500 euros. Concretamente, para los hombres es de 2.000 euros; si el beneficiario es mujer, la ayuda es de 2.500 euros; y si presenta discapacidad o está en riesgo de exclusión social, asciende a 3.500 euros.

La Consejería destinará 4,1 millones de euros para subvencionar tanto el pago de tarifas mensuales en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos como para afrontar las ayudas iniciales a ambos colectivos. También podrán acogerse de modo retroactivo a Cuota Cero los potenciales beneficiarios que se hayan establecido como autónomos a partir del 1 de noviembre de 2.017.

Por lo que respecta a los jóvenes, el requisito es que sean desempleados menores de 30 años e inscritos en Garantía Juvenil, mientras que los parados de larga duración deben acumulan 12 de los últimos 18 meses en desempleo, y deben haber firmado un acuerdo personal para el empleo con el SEF por el que se comprometen a seguir un itinerario marcado por su orientador laboral. Dicho orientador debe haber incluido el autoempleo como opción dentro de sus itinerarios personalizados.

Alejandro Zamora, director general del SEF, destacó que la Cuota Cero es una medida “más que exitosa, que ha despejado las dudas de muchos jóvenes y parados de larga duración, y les ha animado a dar ese último paso para emprender”. Además, Zamora subrayó que “precisamente esos inicios son la fase más difícil, y por eso su preocupación no debe ser cómo pagar la cuota mensual de autónomo, sino cómo hacer más viable y más rentable su proyecto”.

El director general afirmó que “estas personas no sólo reciben la ayuda para establecerse como autónomos, sino que además cuentan con nuestro seguimiento individualizado y con asesoramiento. No vamos a dejar de impulsar medidas para acercar al empleo a los colectivos que más barreras tienen para acceder al mercado laboral”.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciocho + 10 =