El presidente de Kazajstán, Kassym-Jomart Tokayev, dijo en una entrevista concedida a la cadena Bloomberg, que cancelará los préstamos incobrables de hasta una sexta parte de la población. También anunció un cambio brusco en la política que terminará con los costosos rescates estatales de los bancos privados.

El programa de perdón de préstamos es el primer anuncio importante de la política de Tokayev desde que fue elegido presidente el 9 de junio.

Al igual que en el resto del mundo, los rescates bancarios también son un tema delicado en Kazajstán, que ha obligado al gobierno a inyectar al menos 18 mil millones para evitar que el sector financiero se derrumbe. El banco central kazajo está llevando a cabo una revisión de la calidad de los activos, lo que generó especulaciones de que podría haber una nueva ronda de rescates y la consiguiente indignación de la ciudadanía.

«No debería haber rescates gubernamentales» para los bancos, dijo Tokayev. «Mi evaluación de este tema como presidente es que el gobierno no debería involucrarse en nada en lo que respecta a los bancos privados», añadió.

Alivio de la deuda

Si bien la iniciativa de alivio de la deuda puede ayudar a los bancos, es probable que el costo total se sitúe en «algo menos de 1.000 millones de dólares», según Tokayev. Más de 3 millones de kazajos recibirán ayuda para escapar de las deudas. Este programa estará dirigido a «personas que se encuentran en circunstancias de vida muy difíciles», dijo.

En un decreto publicado la semana pasada, la administración presidencial estimó que medio millón personas no pueden hacer frente a sus deudas con los bancos. En el 86% de los casos, los préstamos son menos de un millón de tenge (unos 2.500 euros).

El nuevo programa de condonación de la deuda del presidente es similar a una polémica política revelada por el partido gobernante de Georgia, que anunció la cancelación de préstamos para 600.000 personas días antes de una elección presidencial muy disputada. «No estamos siguiendo el ejemplo de Georgia, este es un caso diferente» enfocado en los ciudadanos más pobres, dijo Tokayev en la entrevista a Bloomberg. «Tomaremos lecciones del pasado, de lo que ha sucedido en el sistema bancario, y creo que en un par de años tendrá preguntas absolutamente nuevas», afirmó el presidente kazajo.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

20 + seis =