El consejero de Cultura, Miguel Ángel Vázquez, ha visitado la Alhambra de Granada, donde ya han concluido los trabajos de restauración de las pinturas sobre cuero de la Sala de los Reyes, dentro del Palacio de los Leones. Vázquez ha visitado este espacio, situado en pleno corazón de la fortaleza nazarí, junto al equipo multidisciplinar –arquitectos, restauradores, químicos, biólogos, historiadores del Arte, etc.- que ha trabajado durante más de una década en rehabilitar las pinturas de las tres bóvedas, únicas en el mundo por las escenas que describen y por la técnica utilizada y las yeserías sobre las que se asientan estas bóvedas.

“Estas representaciones son ejemplares únicos en el mundo, lo que les confiere el carácter de auténticas joyas. Las pinturas de la Sala de los Reyes pueden ser contempladas y admiradas por todos los ciudadanos. Seguimos estando comprometidos con el Patrimonio, conservando y protegiendo este legado para que pueda llegar en óptimas condiciones a las generaciones futuras”, ha explicado el titular de Cultura.

El proyecto de las pinturas sobre cuero de las bóvedas de la Sala de los Reyes, cuya intervención integral supera los tres millones de euros, ha sido promovido por el Servicio de Conservación y Protección del Patronato de la Alhambra y Generalife con la colaboración del Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico (IAPH). La restauración se ha realizado en diferentes fases y áreas de trabajo: reversos de las bóvedas de las salas, pinturas sobre cuero, y bóvedas de mocárabes y zócalos, intervenidas éstas últimas por el taller de Restauración de yesería, cerámica, vidrio y pintura mural del Servicio de Conservación del Conjunto Monumental.

A lo largo del tiempo las pinturas de la Sala de los Reyes se han visto sometidas sistemáticamente a una serie de intervenciones. Una de ellas fue la modificación de las cubiertas realizada por Rafael Contreras en 1855. A partir de esta fecha, el deterioro de las pinturas avanzó muy rápidamente como consecuencia de las filtraciones de agua procedentes de los tejados.

El daño provocado por aquella obra se ha subsanado con la reconstrucción de las cubiertas y la vuelta a la configuración de un único espacio accesible sobre las bóvedas, de manera que se puedan realizar trabajos de mantenimiento. “Durante estos trabajos se han instalado también una serie de sensores climáticos en los reversos de las bóvedas que permiten recoger y estudiar parámetros como la temperatura, humedad relativa y el contenido en agua de la madera, entre otros valores. La última fase de la intervención ha sido la reintegración volumétrica y cromática de las pinturas, cuyo presupuesto superaba los 115.975 euros”, ha destacado el director del Patronato de la Alhambra y Generalife, Reynaldo Fernández.

En la Sala de los Reyes del Palacio de Leones existen tres cámaras cubiertas por bóvedas policromadas sobre un soporte de piel que representan escenas cortesanas. La central muestra una reunión de personajes notables en animada tertulia, sentados en cojines sobre una tarima, ataviados con las características vestimentas nazaríes. Las otras dos bóvedas describen diversas representaciones cortesanas, como por ejemplo desafíos entre caballeros, cristiano y musulmán, por la mano de una doncella. Este destacado espacio palatino, mandado edificar por el sultán Muhammad V (Granada, 1338 – Granada, 1391) en el siglo XIV, fue lugar de reposo y tertulia y debió ser escenario de fiestas y celebraciones en la etapa nazarí.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

19 − 2 =