Andan preocupados en el PP por la posibilidad de que Pedro Sánchez al final obtenga la investidura. Les da igual que sea con el apoyo de ERC (casi lo prefieren para seguir con su campaña de destrucción de la nación española, si es que existe algo así), o con el apoyo de Ciudadanos. Quieren terceras elecciones pues entienden que de llegarse a esas, Pablo Casado sería el elegido por los españoles frente al “Dr. Fraude”. Así, el presidente del PP ha puesto a toda su tropa jurídica a investigar si existe algún resquicio legal que les permita impedir la investidura del actual presidente en funciones y así lograr la convocatoria de esas terceras elecciones que tanto anhelan en la calle Génova.

Los juristas del PP no han conseguido descubrir ese resquicio pues quedan pocos en el partido ya que están sin dinero y los que quedan son amigos personales del presidente y como a él pareciera que la carrera se la “apañaron”. Sin embargo, teniendo conocimiento de estas pesquisas, el famoso despacho de abogados de Ramón Calderón (expertos en derecho comunitario) les ha encontrado la solución a sus males en forma de una directiva recién aprobada por el parlamento europeo. En concreto se trata de la directiva R2-C3-D2-PO de 2019 por la cual “todos los gobiernos de la Unión Europea renunciarán a renovar mandato si personalmente sus miembros han excedido los niveles de CO2 mínimos que establece la norma”. En una reunión de urgencia el día 26 de diciembre, y que se ha mantenido en secreto hasta el momento, Casado se juntó con Isabel Díaz Ayuso, Rafael Hernando y Teodoro García Egea (Cayetana Álvarez de Toledo estaba descansando después de quemar demasiada materia gris con sus comentarios) para valorar el informe remitido por el despacho de abogados.

Según nos cuentan, fue Hernando quien rápidamente señaló la clave: el excesivo uso del Falcon por parte del presidente en funciones Sánchez. También se valoró que los gases producidos por cierto miembro del Gobierno, que no se citará por prudencia, especialmente después de comer la fabada del menú del ministerio son apocalípticos y seguramente habría que medirlos para sumar a ese gasto de niveles CO2 que no se permiten. Casado afirmó que el uso del Falcon, los Puma, los coches oficiales y las ventosidades ministeriales igual no terminaban por sumar la cantidad suficiente de CO2 necesaria para desalojar a Sánchez. García Egea respondió que también se podrían sumar los gastos en electricidad y en papel que supuso el libro del presidente como gastos individuales a lo que asintieron los demás reunidos, excepto Díaz Ayuso que se quedó mirando el techo mientras los demás hablaban.

Por tanto, en el PP han encontrado la fórmula para evitar que el PSOE y Podemos puedan gobernar en España y hacer de ella un país mejor, más solidario, con mejores servicios públicos y con un sentido de pertenencia que no esté anclado en tradiciones inventadas por reaccionarios y sí por el orgullo de pertenencia mediante la participación en la construcción de esa identidad patria. El problema es que Sánchez puede aducir que su ministra Teresa Ribera ha felicitado el solsticio de invierno y no la navidad, lo cual es un claro ejemplo de luchar contra el cambio climático al dar presencia a lo natural por encima de lo metafísico. También, así lo permite la directiva, puede señalar que el famoso casoplón de su futuro vicepresidente Pablo Iglesias tiene un amplio jardín con árboles y dos paneles solares, lo que resta niveles de CO2 de la suma que quieren hacer los conservadores. Además, si incorpora a Alberto Garzón (que igual no le hace falta) sumaría un ser entrópico y por tanto una materia libre de gasto energético.

Post Scriptum. La ironía (hoy es 28 de diciembre) forma parte de la vida, lo terrible es que parte del relato es completamente verídico y en la derecha española no saben qué hacer para evitar que exista en España un Gobierno de izquierda, con o sin apoyo de los catalanistas. No quieren un gobierno de izquierdas de ningún modo y para ello están moviendo Roma con Santiago para conseguirlo… sin fruto alguno para suerte de la ciudadanía española. Hoy puede ser una directiva europea, mañana un golpe civil y mercantil. Nada les es ajeno si no pueden controlar el sistema de la forma y manera que desean y están acostumbrados a hacer. Y no sólo es el PP sino que la verdadera clase dominante lo alienta y fomenta desde sus compradas tribunas mediáticas.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

seis + veinte =