¡Lo que nos faltaba por ver! Falange Auténtica ataca a Vox por no ser lo suficiente patriotas. Todo a causa de la futura investidura como presidente del Gobierno de Pedro Sánchez. Según la histórica formación fascista la derecha valiente que tantos golpes de pecho se da, queriendo demostrar más patriotismo que nadie, al final no es más que una derechita cobarde y apegada a los intereses del sionismo. Si fuesen patriotas de verdad, han dicho mediante un tuit, se abstendrían para facilitar la investidura del dirigente del PSOE. De esta forma, dicen, no tendría que entregarse a los independentistas.

“¿La diferencia entre VOX y la Falange? Que José Antonio ya hubiera ofrecido su apoyo parlamentario a la coalición de gobierno de izquierdas con tal de que éste no tuviera que pactar con el separatismo. Pero hay que ser auténticamente patriota para semejante sacrificio” han escrito en el mensaje de Twitter. De esta manera indican a los neofascistas de Santiago Abascal que sí, que muchos golpes de pecho y mucha música militar, algo que aborrecían los históricos fundadores de Falange mucho más cultivados que estos nuevos, pero que a la hora de la verdad son también parte de la “derechita cobarde”. José Antonio Primo de Rivera, dicen, tenía un sentido de Estado que la troupe de Abascal no tiene, ni tendrá.

Es curioso que tengan que venir los fascistas de verdad a enmendar la plana a estos imitadores de Trump que han querido, con el consentimiento y manipulación de los medios de comunicación de la clase dominante, vender un populismo (como demagogia) neoliberal. Han intentado copiar la estética de Falange pero sin el programa de Falange y se lo recuerdan con un simple tuit. Realmente si Abascal y sus amigos ricos leyesen las propuestas de los fascistas españoles se echarían a temblar. Nacionalizaciones, lucha contra la plutocracia y los oligopolios, democracia orgánica, etcétera. Y nada de comprar banderas de España en el chino del barrio, sino fabricadas aquí.

Claro que Vox, que no deja de ser un movimiento de estética rancia y carente de historicidad suficiente, nunca llegará a la estética de los fundadores de Falange. Quienes al menos leían, escribían y pensaban, tres cuestiones que estos mastuerzos verdes son incapaces de hacer. Está bien que los verdaderos fascistas recuerden a quienes quieren usurparles el lugar en la historia reciente cómo son las cosas y lo que significa ser patriota más allá de cantar “El novio de la muerte”. Porque hasta en esto es penosa la gente de Vox. El verdadero himno de comunión militar es La muerte no es el final. Pero no pidamos donde no hay.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

quince − 13 =