En Diario16 llevamos varios meses afirmando y confirmando con pruebas documentales la implicación del Santander en la operación para llevar al Banco Popular a una situación límite para comprarlo a bajo precio y beneficiarse de las capacidades de la entonces sexta entidad financiera de España para generar negocio. El propio banco presidido por Ana Patricia Botín estimó que el retorno de la operación estaría en el entorno del 15%. Sin embargo, los analistas internacionales la rentabilidad la estiman por encima del 20%.

Sin embargo, ni siquiera con la incorporación del Popular al Grupo Santander se está logrando la estabilidad en sus cuentas. Según distintas fuentes financieras internacionales consultadas por Diario16, el Santander y otros bancos españoles, pero, principalmente el Santander, tienen graves necesidades de liquidez estimadas en más de 20.000 millones de euros.

Además, el Santander tiene necesidades de capital estimadas en más de 26.000 millones de euros para, a finales de 2.018, seguir manteniendo su catalogación como Banco Sistémico Global. Esta es una de las razones por las que necesitaba al Popular, tal y como ya advertimos en Diario16. De ahí que el Santander haya utilizado al Popular para que cubra el 70% de las emisiones de la entidad cántabra y cubrir esos «agujeros de capital». El Santander, para poder mantener su catalogación como Banco Sistémico Global, necesita 62.500 millones de euros de capital y las emisiones extraídas del Popular suman un total de 43.500 millones, eso sin contar con otros productos como Cocos o bonos senior.

No es casualidad que se haya anunciado la candidatura de Luis de Guindos para la vicepresidencia del Banco Central Europeo en este momento. Además de los plazos o de las vacantes en el puesto, el Santander vuelve a necesitar del ministro de Economía para que les saque las castañas del fuego. Tener a un hombre del Santander como es De Guindos dentro del BCE es fundamental para cerrar el ciclo puesto que tendrá la capacidad de generar estrategias que no impacten negativamente en el banco cántabro. Sus necesidades de liquidez y de capital y los efectos del Brexit, los malos datos del negocio en Centroeuropa son algunas de las razones por las que les es fundamental tener un hombre suyo en las altas esferas del BCE, algo que no tuvo el Santander en toda su historia. Podría hacer lobby pero no tenía a alguien implicado con su causa.

Cuando el FMI afirmó que el Santander era un «peligro sistémico» por sus altos grados de exposición y por tener los mayores porcentajes de capital e ingresos fuera de España, no contó con la posibilidad de que Luis de Guindos tuviera acceso a una vicepresidencia en el BCE. Ya hemos visto de lo que fue capaz en el Caso Popular. Todas las instituciones dependientes de su ministerio permitieron, de un modo u otro, por acción o por inacción, que el Popular llegara a una situación límite que terminó con su intervención. Ni el Banco de España ni la CNMV intervinieron la cotización tras los furibundos ataques que sufrió el valor durante más de 5 meses, mientras que en casos como Liberbank actuaron rápidamente. Luis de Guindos afirmó en su comparecencia en la Comisión de Investigación del Congreso de los Diputados que no se paralizó la cotización porque «disponían de todos los datos». Si tenían todos los datos, ¿por qué no se actuó? El FROB inició el proceso de intervención justo un día después de que Uría y Menéndez transmitiera sus instrucciones (las instrucciones del Santander) a Joaquín Hervada, secretario del Consejo del Popular. El propio Jaime Ponce estuvo cruzándose correos con Emilio Saracho el día 2 y el día 3 de junio tras recibir una comunicación cifrada de la propia Elke König. Las salidas de depósitos de instituciones, organismos y empresas públicas en los días 5 y 6 de junio están cargadas de sospechas de que se utilizó información privilegiada ya que la excusa de los ratings del Popular cada día se sostienen menos puesto que esas bajadas de la calificación se produjeron en mayo y la última fue el día 6 de junio cuando la mayor retirada de depósitos se produjo el día anterior.

El sistema financiero y bancario europeo está en peligro con Luis de Guindos en la presidencia del BCE porque es poner las políticas económicas de la Unión Europea en manos del Santander.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

17 + veinte =