Fuente: Atlético de Madrid

Si hay algo que está sorprendiendo en las redes sociales atléticas, especialmente en Twitteratleti, es la constante crítica que está recibiendo su entrenador Diego Pablo Simeone. No es que el Cholo no pueda ser criticado, bien al contrario. Lo que asombra es la descarnada crítica, tapada de conocimientos especiales, y lo que parece una obsesión contra el entrenador del Atlético de Madrid por motivos que se desconocen. Tan extraño es que hasta se ha sospechado que fuese una maniobra del florentinato para acabar con el entrenador atlético, pero para estos trabajos de limpia ya tiene sus propios peones.

No siendo el florentinato quien está detrás, pues las críticas vienen de lejos, la afición atlética se pregunta de dónde viene esa inquina. Estar estudiando el curso de entrenadores no le hace entrenador y suele caer en el pecado de todos los que empiezan carreras, creerse que ya saben todo con sólo unos cursos aprobados. Pero molestar, molesta lo suyo. Un artículo publicado recientemente ha hecho estallar a las huestes atléticas, que ya sufrieron la semana pasada el acoso de los anticholistas azuzados por periodistas del régimen.

Comienza diciendo que no hay casi periodistas que hayan criticado al Cholo tácticamente, pero críticas ha habido todas las semanas prácticamente. Aunque después de conseguir en los años que lleva como técnico la mejor racha de clasificaciones, con diversos títulos estatales e internacionales, lugar para muchas críticas no hay. Desde que llegó Simeone, en sus temporadas completas no ha bajado del tercer peldaño liguero. Pero eso puede parecer poco y debe pensar que el Atleti debe jugar como los equipos de Pep Guardiola. “Se le ha visto dudar especialmente con lo del equipo del pueblo” dice como crítica al discurso del gusto por la pizza. Pero lo mejor llega cuando comienza a mezclar discursos de tono político con la posición del Atlético en el mundo de fútbol. “Y era sencillo hablar de la clase media, de lo aspiracional, de que te cambias de un piso en Carabanchel a un chalet en otra zona, de que en vez de un Seat te puedes comprar un Lexus o un BMW, porque vas creciendo…” ha dejado por escrito. Como si Simeone fuese Pablo Iglesias o Daniel Bernabé, porque con este hombre que oye campanas pero no sabe dónde todo puede ser.

“Si siempre comes lo mismo, aunque te guste mucho, te aburres y si comes mucha pizza te suben los triglicéridos. Resulta que lo suyo es tener una dieta equilibrada y comer hidratos de carbono y proteínas. Necesitas verduras, frutas, carne, pescado… no se puede comer todo el día pizzas o hamburguesas, por más que te gusten. En fútbol hablaríamos de alternancia en el juego” se afirma en el artículo. Resulta que al “entrenador”. ¿Quién de la actual plantilla del Atlético es futurible al balón de oro o premios similares? Quitando Oblak, el resto son buenos jugadores pero no verdaderas estrellas. Eso es lo que le traen al Cholo, pero si critica a los jefes no le invitan a cochinillo. Así que lo mejor es decir que el Cholo se ha mourinhizado o recomendar al entrenador de verdad dónde colocar a João Félix.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × tres =