El Gobierno andaluz ha reclamado al presidente del Gobierno, M. Rajoy, que “cumpla con Andalucía” en la próxima reunión que mantendrá con la presidenta de la Junta, Susana Díaz, el próximo 18 de abril, y le ha advertido asimismo que “no tiene tiempo que perder”. El portavoz del Gobierno andaluz, Juan Carlos Blanco, ha ofrecido una rueda de prensa al término de las reuniones con las que Susana Díaz ha continuado en San Telmo la ronda de contactos para trasladar a los representantes sociales y económicos de la comunidad la propuesta aprobada por el Parlamento andaluz para la reforma de la financiación autonómica.

Blanco ha señalado que estas reuniones están poniendo de manifiesto que Andalucía no solo ha conseguido un gran acuerdo en lo político sobre la reforma de la financiación autonómica, sino también en lo social y económico. Un acuerdo en el que todos coinciden en “principios básicos muy importantes, como el criterio de población” a la hora de repartir recursos en el sistema de financiación, así como en la necesidad de más inversiones y de que “el Gobierno central cumpla con Andalucía”.

El Gobierno de Andalucía, ha afirmado el portavoz, está “firmemente comprometido con los intereses de esta tierra” y “satisfecho” con el respaldo obtenido por este documento, que Susana Díaz trasladará a Rajoy el miércoles 18. “Rajoy no solo va a tener que escuchar al Gobierno andaluz, sino a los partidos y organizaciones sociales” de la comunidad, ha resumido el portavoz del Ejecutivo autonómico, que ha indicado que el presidente del Gobierno central “tiene que cumplir y no tiene tiempo que perder”.

El portavoz del Gobierno andaluz ha avanzado que la presidenta andaluza culminará esta semana su ronda de contactos con agentes económicos y sociales para trasladarles el acuerdo parlamentario sobre financiación autonómica. De esta forma, el martes 10 se reunirá con el Tercer Sector y el viernes 13 con las universidades. Susana Díaz ha trasladado las líneas maestras de este documento a la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP), el Consejo Económico y Social (CES) de Andalucía, el sindicato CSIF y las organizaciones agrarias.

Al término de su reunión con Díaz, el presidente de la FAMP, Fernando Rodríguez Villalobos, ha ensalzado el “gran trabajo del Gobierno andaluz en materia de financiación autonómica”, que ha desembocado en un “modelo serio y responsable, acorde con las necesidades de los 778 municipios de Andalucía”. Rodríguez Villalobos, que ha apuntado que Andalucía está “infrafinanciada” y que ha considerado el “último botón de muestra” de esta situación los Presupuestos Generales del Estado de 2018, ha reclamado al Gobierno central la creación de una “mesa de trabajo en el Congreso para la financiación local”, al igual que ha hecho la Junta y su presidenta para fijar la postura andaluza respecto a la financiación autonómica.

También el presidente del Consejo Económico y Social de Andalucía (CES), Ángel Gallego, ha valorado el “proceso inédito en la historia de la construcción de una posición política”, abriendo la participación de agentes económicos y sociales en la posición que “Andalucía tendrá que defender en un tema de tanta trascendencia”. Gallego ha remarcado que “el CES es rotundo” con respecto al principio de ordinalidad, que no está recogido en la Constitución ni cuenta con “razón técnica” que lo avale. A su juicio, la aplicación de este criterio equivaldría a “camuflar el mantenimiento de un sistema injusto de provisión de fondos, rompiendo con los principios de igualdad y suficiencia que deben marcar el sistema de financiación autonómica”.

El secretario general del sindicato CSIF en Andalucía, José Luis Heredia, ha apuntado por su parte que el documento de propuesta de financiación consensuado por la amplia mayoría del Parlamento andaluz es “el mejor que puede tener Andalucía para su financiación” y ha defendido el criterio de la población para el reparto de fondos estatales, al tiempo que ha rechazado también el “principio de ordinalidad”.

Finalmente, los representantes de las organizaciones agrarias Asaja, COAG, de la UPA y de las Cooperativas Agroalimentarias han coincidido con la presidenta de la Junta en la necesidad de que el nuevo modelo de financiación tenga en cuenta la población real y que se aplique un sistema de armonización fiscal. Desde el punto de vista del sector agrario andaluz, los representantes han enfatizado la necesidad de blindar el marco comunitario en el próximo periodo y han criticado que el Ministerio de Agricultura sea uno de los “peor financiados” en los Presupuestos Generales del Estado, a pesar de las necesidades de infraestructuras. Asimismo, han vuelto a reclamar “precios dignos” para los productores.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 + 11 =