La Navidad pone a algunas personas muy alegres y a otras nos entristece. La abrumadora mayoría de las redes sociales y demás medios de comunicación, nos bombardean con enternecedores mensajes y nos abarrotamos de buenos deseos de PAZ y PROSPERIDAD, al acercarse las Fiestas Navideñas, como costumbre religiosa, social o pagana, con los deseos de que pasemos unas buenas jornadas festivas y un año nuevo próspero, donde reine la justicia y el respeto entre seres humanos, con el famoso y esperanzador lema de… “Paz para los hombres de buena voluntad”, que pregona la cristiandad.

El contagio es inevitable tanto para agnósticos, ateos y creyentes, pero siendo críticos y admitiendo que existen miles de creencias diferentes, todas las religiones empiezan como una superstición o herejía y terminan como una “secta”; entendiendo “secta” como el conjunto de seguidores de una doctrina religiosa, mayoritaria o minoritaria.

Posteriormente se adoptó el sentido de “herejía” o creencias a los grupos de nuevas religiones que proceden de un tronco común, que forman subculturas globales. Existen casos en los que algunos grupos religiosos han logrado integrarse en varias naciones, infiltrándose en camarillas de poder, dominándolas a través de su política/religión.

Todas las religiones, aunque lo nieguen, tienen un alto componente político, sobre todo las más numerosas: Judaísmo, Cristianismo e Islamismo. Comparten rasgos comunes propios de la filosofía mística que defienden, que nos hacen creer en lo que no se ve, (sus dioses son incapaces de erradicar la miseria, la violencia y el hambre en el mundo, pero les sirven de consuelo en aquel  “presunto” más allá)  siendo en general bastante reaccionarias ante la Ciencia y el Socialismo, aunque con rasgos más o menos diferenciados.

La última mencionada, el Islam,  tiene un alto componente político/religioso, pues es utilizada por grupúsculos violentos, aunque dicen que es una “religión de PAZ”. Igualmente el Cristianismo como el Judaísmo,  pregonan la “paz”,  cuando deberían convencer a los suyos de “mala voluntad”, porque existen creyentes, agnósticos y ateos, tanto  de muy mala  como de muy buena voluntad.

Por ejemplo, hubo épocas históricas en las que el cristianismo, en las llamadas “guerras de religiones”, (en realidad eran todas económicas y de dominios territoriales),  practicaba la “tortura”, las “santas cruzadas” y la famosa y mal llamada “Santa Inquisición”, que es seguro que no la  encontrarían tan Santa ni Pacífica sus víctimas.

Hablando con algunos compañeros “socialistas cristianos” que militan en partidos de izquierdas, con los que mantienen un diálogo fraternal con “socialistas marxistas”, les cuesta entender cómo en esa religión de “Paz y amor al prójimo” haya habido personas que  practicasen con tanta violencia ese credo y elementos que defienden a Dictadores exaltando a Franco.

Por tanto, es preciso aclarar, que una cosa son las “cúpulas religiosas” y otras los seguidores de base, donde existen  personas caritativas y solidarías que están ayudando a quitar mucha hambre en el mundo.

Las tensiones entre las cúpulas y las bases siguen creciendo, sobre todo entre el clero de extrema derecha opuestos a la teología de la Liberación que podríamos decir de esta última,  que representa el “ala izquierdas del clero”,  próxima al marxismo sobre todo en Latinoamérica, aunque ahora hay en el Vaticano un Papa Jesuita que quiere y no le dejan practicar la doctrina a favor de los pobres.

Por otra parte, vemos a demasiados creyentes, contaminados de “nacionalismo”, (cuando las religiones dicen ser universales), que defienden o asumen como normal,  prácticas violentas xenófobas, racistas y homófobas, que crean condiciones adversas de desprecio contra la población migrante violando o negando los DDHH, que incrementan las tensiones y divisiones, despreciando aquello de “ama a tu prójimo como a ti mismo”.

El problema de esas tensiones entre religiones, tanto musulmanes, cristianos, judíos y demás credos, es que están dominados por potentes lobbies que acumulan y manejan grandes capitales pero que muchos “feligreses” ignoran o son colaboradores necesarios.

Como partidario de un Estado Laico, defiendo la tesis aprobada por la Asamblea de Izquierda Socialista PSOE de Andalucía que dice: “Consideramos necesaria la denuncia y derogación del Concordato con la Santa Sede, que acabe con los privilegios de la Iglesia Católica, promoviendo una legislación que profundice en la  separación real Iglesia-Estado”. Entiendo que todas las religiones deben ser independientes del Estado y deben ser costeadas por sus propios creyentes evitando los privilegios.

Los países del Golfo, que nadan en riquezas petroleras,  controlan muchos de esos grupos sectarios y los financian. También el Lobby Judío ha salido recientemente apoyando a Vox, ese grupo franquista que está tomando vuelos, financiado por la clase dominante más reaccionaria, así como C`s, o el PP que ha sido condenado a “título lucrativo”, por haberse aprovechado ilegalmente de dinero negro y que está minado de sectas religiosas como Opus Dei. Algunas actúan como una verdadera cueva de Alí Babá, pero no de 40 ladrones, sino que ya van más de 800 imputados “presuntamente corruptos” y algunos de ellos siguen en prisión. Hay más de 200 sectas como Kikos Neocatecumenales, Raelianos, Cienciología, Testigos de Jehová y otras.

Si continúa aumentando la brecha de la desigualdad y siguen  robando al pueblo esto podría estallar en cualquier momento, como ha ocurrido en Francia con el movimiento de los chalecos amarillos. Pero volviendo a los países árabes, entre Qatar, Arabia Saudí y Emiratos Árabes, cuyas normas político/religiosas están basadas en la “Sharía”, Ley islámica que es cuerpo del derecho por el que se rigen esas dictaduras,  tienen una  Renta per Cápita media de más de 160.000€ al año, mientras que los tres países más pobres del mundo tienen una Renta per Cápita que no llega a 30€ al mes. (No me he comido ningún cero: TREINTA EUROS AL MES).

Esas cúpulas gubernamentales petroleras son creyentes musulmanes que practican la más feroz dictadura y violan los DDHH pero tienen buenos amigos entre los países llamados “democráticos”  de Occidente, la mayoría de ellos Gobernados por “piadosos creyentes cristianos”  lo cual es una contradicción que ninguna de las partes quiere hacerse mirar.

El Papa Francisco viajará en febrero a Emiratos Árabes Unidos para participar en el encuentro inter/religioso internacional llamado “Fraternidad Humana”, pero si no utiliza el método de Cristo, “azotando y arrojando a los Mercaderes del Templo del Petróleo”, consiguiendo parar las guerras, poco resultados tendrá.

Esos países ricos están dominados y financian a grupos islamistas radicales y terroristas  para extender su religión y su poderío, pues esas cúpulas actúan por móviles político/religiosos y siguen disputándose la hegemonía mundial con la particularidad que por arriba, EEUU,  la U.E. y muchos otros países son sus aliados, mientras que por abajo e hipócritamente matan a los pueblos, a veces de hambre y a veces con bombardeos, cuyos misiles como el Thomahawk BGM-109 de largo alcance, subsónico cuesta aproximadamente 750.000 euros, dinero que hay que sumarle los costos de adaptación, preparación y tripulación.

Un ejemplo, la guerra de Siria que dura ya más de siete años, “Donald Trump bombardea al régimen sirio en respuesta a un supuesto ataque químico. Destructores de EEUU desplegados en el Mediterráneo han lanzado 59 misiles de crucero Thomahawk contra la base aérea (…) no muy lejos del pueblo de Jan Sheijun en el que murieron 86 personas, 30 de ellas niños (…) Fuente: El Confidencial 7-4-17”. Eso son métodos brutales para someter a los pueblos o enzarzar a sus habitantes en guerras y matanzas interminables, donde los pobres ponen los muertos y ellos se llevan los beneficios de esa carnicería bélica.

Con una simple multiplicación del precio de esos 59 misiles por el costo astronómico y una división podrán calcular macabramente cuánto ha costado asesinar a esas 86 personas en un solo día. La guerra de Siria contabiliza ya medio millón de muertos y más de 12 millones de desplazados forzosos.

La OPEP y el Complejo Militar Industrial USA son una alianza del terror que se han convertido en una verdadera amenaza de exterminio de la humanidad. Trump ha aprobado el presupuesto de Defensa de 2019 para EEUU por unos 716.000 millones de $, y exige a todos sus aliados aumentos de los presupuestos de guerra que significa el incremento de una política bélica que provocará matanzas de  los pueblos inocentes, impidiendo que se organicen por un mundo mejor y los mantienen sometidos.

Gobiernos títeres financian grupos terroristas, mientras saquean a los Estados y aumentan la Deuda Pùblica, que luego la cargan sobre las espaldas de los habitantes, extenuados por los insoportables interese bancarios astronómicos.

En los últimos diez años, la Deuda Pública de España ha aumentado cerca de 800.000 millones € y los intereses anuales son entre 40.000 y 50.000 millones de euros al año, que salen de los presupuestos vía impuestos que nos aplican para ir directamente al bolsillo de los banqueros mafiosos, cuando una Banca Pública podría financiarlo en torno al 0,5%.

El número de  millonarios se ha duplicado mientras que ya hay más de 13 millones de habitantes en el Estado español al borde de la pobreza extrema, mientras la brecha de la desigualdad sigue creciendo. Eso podría generar violencia porque está empezando a faltar el pan.

Mientras tanto,  las cúpulas dirigentes de las Iglesias medran y no pagan impuestos, cometen “actos impuros contra niños y mayores” y colaboran con la corrupción, mientras muchos creyentes de base, los misioneros y los verdaderos cristianos se dedican a practicar la “Caridad” pidiendo a los pobres para dar migajas que alimenten a los hambrientos, cuando en realidad lo que el pueblo tiene es “hambre y sed de Justicia”, pero les impiden el Derecho a exigir  “Justicia Social” y cuando alguien le preguntan por qué hay tantas injusticias, nos pretenden conformar con la famosa frase: “siempre ha habido ricos y pobres porque Dios lo quiso asi”,

Pero las masas están empezando a abrir los ojos y vemos la tremenda hipocresía de los Poderes Fácticos, inmersos en la podredumbre de las cloacas del Estado, que con su poder del aparato de propaganda pública y privada, mantienen al pueblo en la ignorancia mostrando una información sesgada y en beneficio de ese capitalismo mafioso que está en los inicios de una agonía que puede ser muy prolongada.

El sistema está atrapado entre la tremenda acumulación de los capitales cada vez en menos manos y las luchas  fronterizas nacionales que les estorban, pero buscan enemigos exteriores, haciéndonos creer que el problema es de los migrantes, de los “terroristas” que ellos mismos financian y luego algunos culpabilizan al pobre, cuando la riqueza está acumulada en un polo donde unas 200 multinacionales controlan y poseen el 90 % de las riquezas mundiales.

A través de sus guerras y saqueos,  fuerzan a los habitantes de esos países acosados o colonizados, a los que les roban las materias primas, a que huyan despavoridos de sus lugares de nacimiento,  jugándose la vida en pateras o balsas en el mediterráneo o en largas caminatas, para ser recibidos, con alambradas y metralletas, mientras el pueblo Cristiano sigue recitando durante más de 2.000 años, (algunos de buen corazón y otros con mucha hipocresía), la perenne letanía de las Fiestas Navideña…””Y PAZ EN LA TIERRA A LOS HOMBRES DE BUENA VOLUNTAD””.

Pero sin Respeto a Mujeres y Hombres,  sin Justicia, sin Libertad, sin Democracia, sin Igualdad, sin  Ética, sin Solidaridad y demás valores humanos, nunca encontraremos la PAZ  que seguirá siendo un bello deseo utópico. La lucha por un mundo mejor es lo único que sirve.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

16 + siete =