La consejera de Igualdad y Políticas Sociales en funciones, María José Sánchez Rubio, ha anunciado que 2.557 personas, 1.357 de ellas mujeres y 1.200 menores o personas dependientes a su cargo, han encontrado en 2018 protección, un hogar seguro y una atención integral (psicológica, jurídica o sociolaboral) en la red de centros del Servicio Integral de Atención y Acogida a Mujeres Víctimas de Violencia de Género del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM). Según Sánchez Rubio, este servicio da cumplimiento a la normativa autonómica y a la Ley orgánica contra la Violencia de Género, que establece la obligatoriedad por parte de las comunidades autónomas de contar con recursos suficientes para prevenir, detectar y actuar ante la violencia de género, así como para atender a sus víctimas.

El número de mujeres y personas menores atendidas por esta red ha crecido en 86 personas respecto a 2017, cuando se acogieron a 2.471 personas, lo que supone un 3,4 % más, debido fundamentalmente al mayor nivel de concienciación de las víctimas, que dan el valiente paso de pedir ayuda y alejarse de sus agresores y, por otro lado, a la labor de detección precoz desarrollada por los centros municipales y provinciales de la mujer, que derivan los casos que requieren de protección.

Así lo ha explicado la consejera en funciones de Igualdad y Políticas Sociales durante la presentación del balance, en el que también ha ofrecido los datos del Vacacionantes Navidad 2018-2019, un programa impulsado por esta red de centros con el objetivo de dar a estas personas, que se encuentran alejadas de su localidad de origen por motivos de seguridad, un entorno afectivo y normalizado para que puedan celebrar unas fechas tan señaladas. Un total de 303 personas, 156 de ellas mujeres y 147 menores o dependientes a su cargo, que están acogidas en el Servicio Integral de Atención y Acogida, han disfrutado de unas vacaciones navideñas acogedoras, familiares y libres de violencia a través de este programa. En él se ha ofrecido una gran variedad de actividades para crear un ambiente navideño similar al de cualquier familia andaluza, pero teniendo en cuenta las particularidades de la población acogida, de modo que también se fomente el refuerzo de la autoestima, la resolución pacífica de conflictos, el respeto a la diversidad y la correcta expresión de emociones, entre otros aspectos.

La iniciativa fue impulsada en 1999 con el fin de apostar por la intervención socioeducativa y la educación en valores como mejor herramienta para reforzar la autonomía y transformar el papel de las víctimas en el de personas activas y empoderadas, en consonancia con toda la línea de intervención integral de la red de acogida, y desde su puesta en marcha Vacacionantes ha podido llegar a más de 45.000 personas.

En el marco de este programa, la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales y la Fundación Unicaja han hecho entrega un año más de juguetes para su distribución entre la población infantil acogida en los centros para víctimas de violencia de género durante la fiesta de Reyes Magos. La acción ha consistido en la adquisición y envío de material, seleccionados bajo criterios de igualdad, no sexistas, no violentos, y acordes a la edad de la población infantil acogida.

Red de acogida

Tal y como recoge la normativa autonómica, la Junta tiene como prioridad la recuperación integral de las víctimas de violencia de género, más allá de su protección y seguridad, consciente de que la autonomía y la estabilidad psicosocial resultan imprescindibles para impulsar su autoestima, su integración social y la recuperación de una vida normal, independiente y libre de violencia. En esta línea, el Servicio Integral de Atención y Acogida del IAM, que funciona en Andalucía desde hace 20 años, ha sido referente nacional por su modelo de gestión, favoreciendo en estos años la recuperación de más de 51.000 víctimas.

La red cuenta con 34 centros de atención y acogida, de los que nueve son centros de emergencia -que dan cobertura inmediata a las necesidades de protección y seguridad de las víctimas-, ocho casas de acogida compuestas por 52 pisos -que, además de acogida, proporcionan las herramientas sociales, psicológicas y jurídicas indispensables para salir de la violencia, con una estancia inicial de alrededor de tres meses-, y 17 pisos tutelados -viviendas independientes para uso familiar, ubicadas en edificios y zonas normalizadas, destinadas temporalmente a favorecer la autonomía de las mujeres, una vez que han pasado por los otros dos recursos-.

El servicio tiene un equipo de personas profesionales que trabajan de manera multidisciplinar con las víctimas, ofreciéndoles terapia psicológica, asesoramiento y acompañamiento jurídico, orientación laboral y apoyo social. Además incluye un programa de becas anuales para la formación a distancia de mujeres acogidas, con el objetivo de mejorar su empleabilidad y nivel de autonomía. Junto a ello, la red desarrolla diversos programas para la atención integral a las personas menores para su plena adaptación al nuevo entorno en el que viven y su total recuperación psicosocial, con el fin de minimizar las secuelas de la violencia machista sufrida durante la infancia.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

20 − 3 =