La senadora de En Comú Podem Sara Vilà solicita al Gobierno prudencia en relación al caso de Farah Mohamed Al Lal, de nacionalidad española, cuyo hijo de 3 años se encuentra retenido en Egipto por su padre. Farah se desplazó a este país convencida y engañada por su marido para ir de vacaciones para visitar a la familia del padre, y, según ha denunciado ella, éste le entregó un documento un día antes de salir conforme el niño no podía irse sin su consentimiento, y amenazó de muerte a Farah si intentaba traer a España al niño. Cabe tener en cuenta que la familia residía en Benalmádena donde comparten una casa de propiedad y donde el hijo, Adam, estaba escolarizado. Hecho que ha pesado a favor de Farah ante las autoridades egipcias.

Sara Vilà, quien solicitó la intervención del Ministerio de Asuntos Exteriores y de la Embajada española de urgencia cuando Farah Mohamed le pidió ayuda y ha actuado como mediadora entre as autoridades españolas y Farah desde el día 4 de enero, se ha desplazado a El Cairo con el objetivo de reunirse con distintas autoridades egipcias para presentar el caso de Farah y explicar la conmoción que este caso ha causado en España.

Ayer, la senadora Sara Vilà, junto con el Embajador y el Cónsul, se reunió con las instancias judiciales y con autoridades del Ministerio de Cooperación egipcio, el mismo día Farah pudo recoger la resolución de la fiscalía en la que se decía que la custodia cautelar se le otorgaba a la madre puesto que según la Ley egipcia la custodia de los menores pertenece a las madres hasta los 15 años. Sin embargo, no existe ejecución de la resolución todavía, ni si quiera una notificación oficial a la contraparte y según la senadora “no sabemos cómo puede responder el marido ante esta resolución, lo que sí sabemos es que ha habido amenazas a la madre de que no la va a cumplir, por eso que pedimos máxima prudencia al Gobierno porque aunque es cierto que tenemos una batalla ganada, queda todavía mucho camino por andar. Todavía no es momento de autofelicitaciones, de hecho no lo será hasta que Adam esté con su madre en España”, ha explicado Sara Vilà.

A pesar de que el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación ha hecho un trabajo de seguimiento diario a través del personal, especialmente el Cónsul de la Embajada en El Cairo, Gonzalo Muñoz, “tanto Farah como yo nos vemos obligadas a desmentir que se le haya proporcionado alojamiento durante estas semanas. Hubo 4 días de alojamiento y 350€ de ayuda extraordinaria. Eso es todo”, algo que Farah considera insuficiente teniendo en cuenta que su marido la dejó sin ningún tipo de ingresos y con las tarjetas bancarias bloqueadas. Durante este tiempo ha tenido que vivir en distintos hoteles y habitaciones alquiladas del Cairo, a menudo poco seguros, y se ha mantenido gracias a la solidaridad de amigos, familiares y a la recolecta espontánea de las madres del colegio de Adam.

Unidos Podemos – En Comú Podem – En Marea presentó hace quince días una moción ante la Comisión de Asuntos Exteriores del Senado para instar al Gobierno a actualizar el protocolo de actuación contra la violencia de género en el exterior y a mejorar la atención y las ayudas que reciben las víctimas de este tipo de violencia estando en el extranjero puesto que, tal y como apunta la Senadora, “no existe ni siquiera un registro en el exterior de mujeres españolas asesinadas víctimas de la violencia machista o que hayan sufrido malos tratos, en consecuencia se les da la misma ayuda que a una persona a la que le hayan robado una cartera”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco − 3 =